El Director de Excélsior, Pascal Beltrán del Río, escribe sobre la corrupción en nuestro país, un tema tan universal que para nada nos es extraño: ¿Cree que no existe una corrupción generalizada en México? ¿Cree que el único ladrón se apellida Duarte? Vea lo que acaba de descubrir la Secretaría de Educación Pública: 44 mil plazas de maestros que eran pagadas indebidamente (…) hay al menos diez mil personas […] que han cobrado a sabiendas de que no deberían. Personas que están conscientes de que están cometiendo un fraude. Me temo que sobre ellas no caerá ningún tipo de sanción ni se les obligará a devolver el dinero. ¿Usted cree que se sentirán mal de haberlo hecho? En todo caso se sentirán mal de ya no cobrar, pero arrepentidos de haber vivido de gratis, jamás (…). Esa película la hemos visto todos.