La vida es una elección permanente, válida para todo ser humano en lo individual, ya en colectivo su elección trasciende al destino en común de la sociedad y por ese motivo se crean instituciones que le dan marco a su acción, como el Instituto Nacional Electoral en México; a este órgano de elecciones le corresponde garantizar el derecho a elegir, que a su vez constituye una grave responsabilidad ciudadana. No es tarea fácil para el INE organizar en 2018 las 30 elecciones locales concurrentes con la elección federal en que se elegirán Presidente de la república, diputados y senadores al Congreso de la Unión, pues debe conservar la independencia e integridad necesarias y aplicar la normatividad sin distingos ni consignas, única manera de fortalecer nuestra democracia.