Durante casi un siglo la república mexicana ha gozado de un clima de paz y tranquilidad, porque con las naturales desavenencias que en toda sociedad humana se dan nuestros procesos políticos y crisis económicas han transitado por las vías institucionales; se ha metido a la cárcel “hasta” a gobernadores y eso en nuestro Sistema Político es todo un hito histórico. Sin embargo, el corsé jurídico-institucional se está agrietando en México, ya no más “señor presidente”, ahora solo es Peña Nieto, por algo se empieza. Pero la globalización nos entera que en Guatemala y Perú han encarcelado a ex presidentes de la república y que en Brasil, Luiz Ignacio Lula da Silva siente la lumbre muy de cerca. Poco a Poco se llega a la cumbre, decía la carátula de un libro de primaria hace más de 60 años, ¡hasta dónde hemos llegado!