Astrolabio Político
Por: Luis Ramírez Baqueiro
31 de julio de 2017

 

“Ante la llegada del periodo vacacional de verano, esta columna habrá de

suspender sus entregas las siguientes dos semanas.” – Luis Ramírez Baqueiro.

 

Quien nació para político, difícilmente se desprende de ese ropaje, más aun, no lo reniega, lo ostenta, lo disfruta, sabe que mientras más tiempo lo traiga puesto, más convencerá a la gente, quien es la que finalmente decidirá su futuro, favoreciéndole o no con su sufragio.

Tras la derrota en la elección de sucesión gubernamental del 2016, Héctor Yunes Landa se reinventó, claro, tras sanarse en salud, alejado un efímero tiempo de los reflectores públicos, pues era momento de velar armas y rehacer las naves.

Llegado el momento, Yunes Landa, retomó sus intenciones, esas que no puedo ocultar por mucho tiempo y que en el colectivo calificaron de alta traición para con su compañero de bancada y de partido, José Francisco Yunes Zorrilla, que tras anunciar su gran alianza para favorecerle al mismo choleño, tenían la intención de dejar pasar sus aspiraciones para entonces si poder con toda tranquilidad ser el candidato al gobierno de Veracruz, dejando de lado la posible consumación de ese pacto en donde uno sería primero, y el segundo sería después.

Pero algo paso, pues ese pacto de caballeros se fracturó, algo que en el tablero de Héctor era indispensable no dejar pasar.

Así sin miramientos el ex diputado federal y local, comenzó a reagrupar al equipo y ha comenzado nuevamente a moverse en lo público y en lo privado, sabedor que los tiempos son ahora o nunca.

Este fin de semana, para ser preciso el domingo, el senador de la República comenzó sus actividades a las 6:30 horas, de inmediato comenzó a sostener llamadas y encuentros, pues no hay espacio que dejar pasar para encarar de nueva cuenta la batalla por la candidatura, aun cuando no cuente con la bendición del todo poderoso.

Así se reunió con el ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en su sección 56, Hugo Alberto Vázquez Zarate, con quien platico largo y tendido en el estacionamiento de conocida plaza comercial para posteriormente internarse en conocido restaurante, donde siguieron las conversaciones.

Posterior a ello, y sabedor que el tema del aborto le grajea puntos a su favor en determinado segmento de la población identificado con grupos conservadores de las Iglesias Católica y Evangélica, el ex subsecretario de Gobierno, también aprovechó la oportunidad para sentarse a conversar largo y tendido con Guillermo Trujillo Álvarez, líder de la Red Evangélica de Veracruz, a quien le explicaba y daba instrucciones.

Quizá por ello, este lunes se le vio en la sede del Congreso Local encabezando a un grupo de personas quienes se oponen abiertamente a la posible aprobación al Código Penal del estado, para modificar el artículo que habla de la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas de gestación.

Así, encuentros con sus incondicionales como el mismo Dalos Ulises Rodríguez Vargas quien siempre atento le apoya en los temas que le encomienda, o al mismo Carlos Rodríguez Velazco quien vía telefónica estuvo al pendiente de las instrucciones del senador.

Héctor sabe que es ahora o nunca, quizá como ya en algún momento se lo confesará a este reportero, es de los políticos que no se raja y que no son zacatones, va de frente y con toda la intención de ser nuevamente candidato al gobierno de Veracruz por el PRI, o por la fuerza política que lo postule, el tema es capitalizar los activos y de eso el político le sabe la legua.

Habrá que ver que dice el senador José Francisco Yunes Zorrilla, quien, por supuesto cuenta con otro gran capital político, que junto a su intachable hoja de servicio, lo convierte en el candidato a vencer dentro del PRI.

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx