La cris el Partido d la Revolución Democrática mantiene a este partido en directa vía hacia su extinción o, si mejor le va, a relegarlo a una condición de partido bisagra, válido solo para coalicionares con otras siglas porque solo apresura su perdición. Alejandra Barrales, su actual dirigente, es de ocasión, nada que ver con la estatura de Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Andrés Manuel López Obrador, y aún con su inmediato antecesor, Agustín Basave a cuyo expediente se debe la alternancia en Veracruz. Con todo esto, la señora Barrales busca la candidatura al gobierno de la Ciudad de México, por supuesto, con un bajísimo rango de probabilidades de ganar.    

.