Según avanzan las investigaciones sobre las múltiples irregularidades encontradas en la Secretaría de Salud se van conociendo públicamente detalles de cuanto allí ocurrió, y aparecen las huellas de los malversadores dl dinero fiscal. Esta Secretaría tuvo tres titulares: Pablo Anaya, Antonio Nemi y Fernando Obeso, es una de las de mayor presupuesto y en donde se han detectado anomalías al por mayor. Ahora se recuerda que Nemi Dib insistía que había presentado denuncias penales por irregularidades encontradas, aunque su sucesor, Fernando Obeso, lo desmintió, y ahora el Fiscal, Jorge Winckler, asegura que no hubo denuncia por parte de Nemi, quien por cierto no aparece.