Xalapa- 2017-07-0213:01:09- Leticia Rosado / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

El gobierno del estado, se encuentra operando administrativamente al margen de la ley, al violentar los artículos 72 y 26 de la Constitución Política del Estado, además los diputados locales están siendo omisos y culpables de dicha situación, aseguró el investigador y académico de la Universidad Veracruzana (UV) Rafael Arias Hernández.

En entrevista explicó que esto se debe a 7 meses de iniciada la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, el Congreso del Estado no ha autorizado el presupuesto para el ejercicio fiscal 2017, por lo que actualmente la maquinaria estatal se está conduciendo con los mismos recursos que se le aprobaron al ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, en el 2016.

Afirmó que en el estado “llevamos siete meses al margen de la ley. Con ello pasamos de un Veracruz de Duartelandia a Babilonia”.

El investigador y académico especialista en economía, mencionó que le causa mucha extrañeza que solo un reducido grupo de diputados son los que han estado exigiendo que se apruebe el presupuesto, porque el gobierno yunista “está actuando al margen de la ley”.

Esta situación podría atraer implicaciones porque existen presupuestos de órganos autónomos que dependen de la aprobación del presupuesto general: “ese es un tema interesante porque quiere decir que llevamos siete meses al margen de la ley”.

Al respecto dijo que la Constitución del Estado en sus artículos 72 y 26, indican que las finanzas públicas del estado deberán apegarse a un sistema de racionalidad y de estricta disciplina fiscal de manera que para cada año el nivel de gasto que se establezca en el presupuesto de egresos se igual o menor a los ingresos previstos para el ejercicio fiscal.

Arias Hernández expuso que es por ello que cada inicio de año se debe aprobar el presupuesto del ejercicio fiscal que realizarán los gobiernos, para que tengan una fundamentación: “En el artículo 26 dice que si no se aprueba se tiene que ejercer el recurso del ejercicio anterior, es decir, sigue vigente el presupuesto de Duarte”.

Preocupa -refirió- que no vaya a estar actuando el gobierno al margen de la ley, en contra de la constitución porque en su artículo 72 dice que: “las finanzas públicas del estado deberían estar apegadas a un programa de racionalidad y de estricta disciplina fiscal de manera que el gasto sea igual o inferior al del año pasado. Aquí el problema es que no se ha aprobado el presupuesto de egresos”.

Además de la responsabilidad de la actual administración, quienes también están incurriendo en una omisión son los diputados locales, los cuales estarían están incumpliendo con un deber legal.

El gobierno de Yunes Linares, asegura que se encuentra en un déficit, lo cual no puede ser posible porque no cuenta con un presupuesto aprobado.

“Tiene que ajustar su presupuesto a sus ingresos, esto crea una polémica con repercusiones legales muy serias”.