Xalapa- 2017-07-0912:06:44- Leticia Rosado / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

El vocero de la arquidiócesis de Xalapa, el padre José Manuel Suazo Reyes, hizo un llamado para que el gobierno del estado y los legisladores locales, mantengan en el respeto a la vida y se lanzó nuevamente en contra de la segunda alerta de género en el estado, que a su consideración se trata de aprobar el aborto después de la décima segunda semana de gestación: “No a la reforma del Código Penal de Veracruz para asesinar niños”.

En lo que fue el comunicado dominical solicitó que las políticas públicas que promueva el Estado sean aquellas que busquen el bien común y mejoren las condiciones de vida de todas las personas, que la vida sea respetada desde el momento de la fecundación.

“Hacemos un llamado respetuoso a los diputados y diputadas así como a nuestros gobernantes para que sigan sosteniéndose en el respeto por la vida; al defender el valor de la vida, no sólo nos referimos a la etapa prenatal sino también a todas las etapas que vive un ser humano”.

El representante católico dijo que en ocasión de las observaciones que en el mes de marzo, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), dependiente de la Secretaría de Gobernación, dirigió al Poder Ejecutivo Estatal y al Poder legislativo y judicial de Veracruz, algunos grupos pro feministas han estado presionando a los legisladores y al ejecutivo para que en Veracruz se modifique el artículo 149 del Código Penal, que a la letra dice: “comete el delito de aborto quien interrumpe el embarazo en cualquiera de sus etapas”.

“La propuesta que estos grupos están haciendo es la siguiente: aborto es la interrupción del embarazo después de la décima segunda semana de gestación”.

Refirió que con el pretexto de una posible segunda alerta de género se está presionando al gobierno del Estado y a los Poderes Legislativo y judicial para que en Veracruz sea permitido asesinar a un ser humano durante los primeros 3 meses de su existencia.

El católico refirió que se quiere asustar a los poderes de gobierno con la supuesta llegada de una segunda alerta de género, “esto se deben expresiones como esta: Veracruz se convertirá en el primer estado del país en tener 2 alertas por violencia de género. ¡Qué gran tragedia política! Se está diciendo también que los primeros 3 meses de vida de un ser humano no tienen ningún valor, por lo tanto la mujer embarazada puede deshacerse de su hijo, pues se trata simplemente de un montón de células que se mueven dentro de su cuerpo. ¡Una expresión mayor de desprecio de la vida humana no puede existir!”.

Ciertamente -expresó- nos preocupa en primer lugar la violencia en contra de las mujeres y la violencia en contra de cualquier persona. Pues la vida humana es sagrada desde la fecundación hasta su desenlace natural, toda vida humana es digna y merece nuestro respeto, por ello existe un mandamiento inscrito en el corazón humano que dice “no matar”.

Suazo Reyes reveló que permitir asesinar a un ser humano en las 12 primeras semanas de su existencia es promover más violencia en nuestro Estado. Es aumentar más derramamiento de sangre. Y más grave aún porque se trata de una vida humana inocente que no pidió venir a este mundo y que no se puede defender.

Recordó que en el caso de la primera alerta de género, dada a conocer en noviembre pasado por feminicidio, parece ser que no se le dio tanta importancia y pasó a un segundo lugar. No hubo tanto escándalo ni tanta presión mediática.
“¿Acaso no nos preocupan también las mujeres desaparecidas, asesinadas, ultrajadas, violentadas y discriminadas a todo lo largo y ancho del nuestro Estado? Ahora con la supuesta segunda alerta de género, “se está queriendo espantar con el petate del muerto”, cuestionó.

Estas afirmaciones no se basan -expuso- en una creencia o un dogma religioso sino en los datos que ofrece la ciencia de la genética y la embriología, la antropología y la cultura jurídica. Defender la vida desde el momento de la fecundación es una acción positiva y contribuye a la cultura de la vida.

Para finalizar mencionó que “Somos conscientes que la defensa de la vida humana desde el momento de la fecundación hasta que termina naturalmente, tiene altos costos como el hecho de confrontarse con quienes aprovechan cualquier pretexto ideológico para despreciar la vida y favorecer la cultura de la muerte. La gran mayoría de los veracruzanos estamos a favor de la vida