Mutatis Mutandis
Por Rafael Arias Hernández
17 de julio de 2017

Faltan 501 días para el cambio prometido por el PAN-PRD que no llega, ni llegará si se persiste en más de lo mismo o peor;  sobre todo, si se sigue comprobando, que en hechos, en resultados se agrava la situación de millones de veracruzanos.
Por lo pronto, continua la pérdida de empleos en Veracruz. Crisis económica mal entendida y desatendida.
De mayo a junio de 2017,  se perdieron 9,168 registros en el IMSS, esto es  -305 empleos menos diarios, frente a los de abril-mayo,  cuya pérdida fue de –141 al día.
La novedad es que ante el fracaso administrativo que crece y el hundimiento financiero que no se detiene, se cambian algunas personas. ¿Dejaron pendientes, normas federales y estatales que cumplir?
Bien, por remover a quienes no cumplen o funcionan, que es una forma de aceptar que es costoso y contraproducente sostener la incapacidad e ineficiencia.
Pero el problema es mayor y no debe confundirse.
A reserva de abundar en el importantísimo tema de la administración y las finanzas públicas, habría que apuntar que una vez más, no se hace una evaluación puntual de lo sucedido, no se sabe que se intentó, ni que se hizo bien, mal o peor. ¿Cuál es el tamaño del daño heredado y cuál es propio, ya ocasionado? ¿Por qué no se sabe que se recibió y que se deja?
Y hay que repetir e insistir, reina una opacidad oficial creciente; no hay diagnóstico actualizado, ni estrategia general; y también, inocultables  acciones y omisiones características de la actual administración.
A los desastres heredados, destacan ya, comportamientos y contribuciones propias, que empeoran la situación.
Una vez más. ¿Cuál es el monto total-total de la deuda pública del gobierno del Estado de Veracruz? ¿En dónde están los miles de millones de pesos desaparecidos? ¿Por qué se impone un presupuesto discrecional e ilegalmente pospuesto, sin transparencia y seguimiento y control, institucional y social?
EL NO PODER LEGISLATIVO.
Ante estos y otros importantes asuntos públicos y problemas sociales, no hay respuestas eficientes.
Básicamente, porque al desastre financiero en aumento, a la equivocada forma de administración gubernamental, le acompaña un notorio debilitamiento o destrucción de dependencias e instituciones oficiales. ¿Cuál fortalecimiento del Estado de Derecho?
Desgracia,  que caracteriza a todo ámbito de gobierno (federal, estatal y municipal); e internamente, determina  tanto a los poderes ejecutivo, legislativo y judicial,  como a los órganos autónomos.
Todos afectados por  imparable corrupción y una impunidad inocultable que, incluso, convierte a muchos malhechores  de gobierno, en intocables y reciclables.
Lamentable, porque en más y más casos, se ha vuelto normal ir contra la ley, usar y abusar de  atribuciones oficiales para favorecer y favorecerse.
En muchas formas, crece y se fortalece la delincuencia oficial, al debilitar las instituciones públicas; afectar o simular la división de poderes; burlar o bloquear la ciudadanización;  e impedir o minimizar la participación social real y efectiva; y en general, al seguir en la alternancia de lo mismo o peor.
Así, el poder legislativo tanto federal como estatal, excepciones aparte, se ha convertido, por el fuero del que todavía disponen sus integrantes, en un refugio no solo de irresponsables y negligentes que cobran sin trabajar y no aportan más que el voto, necesario para las irreales y endebles mayorías que controlan y deciden; sino que además, se ha convertido en paraíso de ineptos y corruptos, de ineficientes y delincuentes que, desde luego, aprueban leyes que ignoran o desconocen, y que por lo regular, no cumplen ni hacen cumplir.
Al final, el no poder legislativo,  en demasiados e importantes situaciones queda reducido a un circo de múltiples pistas, de entretenimiento y distracción.
Hoy por hoy, gobernar es uno de los mayores desafíos  debido, entre otras razones, a que las sociedades se han vuelto más complejas, plurales, diversas y exigentes; y a que se dispone, de los avances de una revolución tecnológica de la comunicación, sin precedentes y expansión creciente.
En este contexto de nulo fortalecimiento institucional; y de una pérdida de división de poderes, simulación  y aumento de corrupción e impunidad,  es urgente poner atención al poder legislativo.
Concretamente, al Congreso de Veracruz, dominado hasta hoy por PAN-PRD,  que bien se dice, solo sirve para dos cosas: para eso y para nada.
URGENTE GOBERNAR AL GOBIERNO.
Probado está que es inviable y costoso, inclinarse por la tentación autoritaria de gobernar solos, en contra y por encima de todos.
Quienes así lo hacen, hoy en día terminan por gobernar sin legitimidad, consentimiento y apoyo de los ciudadanos.
Gobernar bien significa hacerlo de manera incluyente, respetuosa del consenso general y de la oposición reconocida e imprescindible, en la pluralidad de una Democracia y en la división de poderes efectiva. Atendiendo con eficacia y oportunidad necesidades,  demandas y exigencias de la sociedad.
Como se puede constatar, para los servidores públicos, la rendición de cuentas nunca termina.
En el caso de los diputados locales en Veracruz, vale la pena recordarles que comisión y omisión son solo partes de una irresponsabilidad; y que hasta pueden configurar, conducta delictiva.
Por encima de detalles y defectos posibles, con excepción de la congruencia y el activismo mostrado  por el grupo legislativo de MORENA y contados diputados de otros partidos, debe señalarse que el poder legislativo en Veracruz simplemente, no puede; y que está obligado, urgentemente,  a ponerse atención asimismo.
Como bien ha sido  reiterado en su momento por algunos diputados responsables de su cargo; y recientemente, señalado por   la diputada  panista Cinthya Lobato Calderón: “…coincidimos en que la transparencia y la rendición de cuentas en el servicio público y más, en la representación política y social deben ser los pilares de la política y de la gestión pública. Las y los diputados debemos de trabajar por, para y de cara a la ciudadanía. Ganarnos y mantener su confianza es nuestra verdadera victoria y también, es el cambio que Veracruz necesita para levantarse”. (Gobernantes.com.140717)
Así o más claro……

*AcademicoIIESESUV@nullRafaelAriasH.Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasH