Astrolabio Político

Por: Luis Ramírez Baqueiro

“La violencia acostumbra a engendrar la violencia.” – Esquilo.

Dice coloquialmente el veracruzano, “oye hermano, la situación está cabrona” y no es para menos, la escalada de violencia que se sufre en la entidad va “in crescendo” sin que nada, ni nadie, puedan detenerla.

Para muestra un botón.

Con la decapitación de una estudiante de la Universidad Veracruzana (UV) en Minatitlán y el secuestro de otra en Xalapa, la máxima casa de estudios de la entidad ha puesto el grito en el cielo condenando lo que ha calificado de “violencia extrema”, a lo que exige tajantemente un alto, pues la “escalada de violencia” que se enfrenta comienza a minar la paciencia de la masa social.

“Con dolor e indignación recibimos la noticia de agravios en contra de universitarios, víctimas de la violencia extrema en las ciudades de Minatitlán y Xalapa. Manifestamos con la mayor energía nuestro repudio absoluto por este tipo de agresiones”, afirma el comunicado.

Y es que la tarde de este lunes, como para no olvidar que comenzamos la semana, una jovencita de escaso 17 años, fue levantada por sujetos armados en el municipio de Jilotepec, originando con ello, toda una movilización de diversos organismos policiacos, sin que se sepa sí mediante algún operativo táctico hubiera recuperado a la menor.

Las autoridades han confirmado de manera extraoficial que los hechos violentos se registraron sobre las 14:30 horas, cuando sujetos a bordo de un automóvil Jetta color gris, sin placas se llevó a María Fernanda Barrera Cuevas de 17 años en la zona comprendida al tramo Xalapa-La Concepción.

Se supo que los plagiarios forzaron a la menor, para luego fugarse, de inmediato testigos solicitaron apoyo de las fuerzas policiacas a través del número de emergencia 911 permitiendo que en minutos elementos de la Gendarmería Nacional, Policía Estatal y Fuerza Civil arribaran al sitio.

Se aplicó de inmediato un operativo para lograr la rápida localización del auto, mismo que fue identificado en el municipio de Banderilla en la Congregación El Pueblito, el cual abandonaron para posteriormente trasladarse en otra unidad de color verde, sin que por el momento se tengan datos de la joven.

A este hecho violento, habrá que sumar, lo ocurrido el pasado viernes en la carretera Cosoleacaque-Jáltipan donde fue localizada la cabeza de una joven de 24 años de edad quien habría sido privada de su libertad hace una semana, en el municipio de Minatitlán.

Familiares confirmaron que se trata de Lourdes Patricia Herrera Martínez y pidieron a las autoridades localizar los restos.

La chica estudiaba la carrera de Gestión Empresarial en la Universidad Veracruzana (UV). Sus familiares pidieron ayuda al Gobierno del Estado y la Federación luego de su secuestro, pues los captores pidieron un millón de pesos, cuya cantidad no pudo ser reunida para su rescate, pues aclararon que se trató de una equivocación.

De este modo, el llamado de la Máxima Casa de Estudios de Veracruz, al referir que “demandamos justicia y, sobre todo, otra vez nos unimos con los veracruzanos exigiendo un alto a esta escalada de violencia en un contexto de impunidad que tanto lacera a nuestro Estado”, se convierte en un grito desesperado de una sociedad cansada de tanto hecho criminal.

Ojalá con la visita del presidente de México, Enrique Peña Nieto a Veracruz el próximo viernes podamos todos los veracruzanos alzar la voz en un “Paren ya la violencia”.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx