París- 2017-07-1013:50:23- Ya muy cerca de la línea de meta, que marca la votación del 13 de septiembre en Lima, las dos últimas ciudades candidatas a la sede olímpica (París y Los Ángeles) saben que, salvo gran sorpresa, la que no sea elegida para los Juegos de 2024 tendría el consuelo de albergar la cita de 2028.

Esa es la idea que maneja el patrón del movimiento olímpico, Thomas Bach, y que debería ser validada el martes por los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI), reunidos en una sesión extraordinaria: para evitar perder para el futuro a una de las dos ciudades, dos pesos pesados, el COI contempla una doble votación que garantice para ambas el sueño olímpico.

Por eso parece que la gran duda está en saber cuál será el orden.

París, que acogió los Juegos en 1924, tendría una pequeña ventaja para los de 2024, que marcarían el centenario, mientras que Los Ángeles habría dejado la puerta abierta para ser sede en 2028.

– París apuesta por 2024 –
. La edición del centenario: “No es una táctica poner por delante el centenario”, explica Tony Estanguet, copresidente de la candidatura parisina. “Presentamos una cuarta candidatura y hemos sido un colaborador que acoge regularmente eventos con éxito”.

. Una red de transporte eficaz: en el informe publicado el miércoles de la pasada semana, la Comisión de Evaluación del COI aplaude la calidad de la red de transportes públicos de París y “los importantes proyectos de expansión”.

. Compacto: la candidatura de París contempla una “distribución compacta de las sedes en el corazón de París, con 22 deportes en 10 kilómetros, con lugares emblemáticos, algo que Los Ángeles no ofrece”, asegura Estanguet.

. Aprovechar la “dinámica política”: “Si hoy la dinámica se detiene porque no obtenemos los Juegos Olímpicos de 2024, será muy complicado recuperarla”, añadió el triple campeón olímpico de piragüismo. “Sabemos que los interlocutores no estarán ahí para 2028, mientras que el tándem entre Emmanuel Macron (presidente de la República Francesa) y Anne Hidalgo (alcaldesa de París) puede estar ahí en 2024”.

. Proyecto “menos bueno” en 2028: “Nuestro proyecto en 2028 será menos bueno que en 2024. El proyecto técnico no podrá mantenerse para 2028 y forzosamente tendremos que alejarnos del centro de París. Si instalamos la Villa Olímpica y el Centro Acuático más lejos, ya no será el mismo proyecto”.

– Los Ángeles, no tan cerrada para 2028 –
. A principios de junio, el patrón de la candidatura estadounidense, Casey Wasserman, pareció abrir la puerta por primera vez para una candidatura de Los Ángeles para 2028: “Hablando claramente, la candidatura de Los Ángeles 2024 nunca ha sido exclusivamente sobre Los Ángeles ni únicamente para 2024”, explicó.

Pero el comité de candidatura estadounidense, después, puntualizó que Los Ángeles es “la ciudad ideal para acoger los Juegos Olímpicos de 2024”.

“Los Ángeles aportaría más al movimiento en 2024, ¿por qué esperar a 2028?”, se preguntó su alcalde, el demócrata Eric Garcetti.

. Los Ángeles sustenta su fuerza, según la Comisión de Evaluación, en un “97% de estructuras ya existentes o temporales”, así que no necesita esperar. Al contrario que París, la ciudad californiana optó por no construir una Villa Olímpica y utilizará el campus de la Universidad de California (UCLA), por lo que parece menos dependiente que París en lo referente a permisos de construcción y planes urbanísticos.

. Pese a que todo parece inclinar más la balanza de 2028 hacia Los Ángeles, la candidatura estadounidense aclara que su financiación está programada únicamente para 2024. El proyecto de Los Ángeles estará financiado por inversores privados y es muy dependiente de la coyuntura económica estadounidense. Nada garantiza que si Los Ángeles tiene que esperar unos años más los inversores privados vayan a ser tan numerosos y generosos. Los planes y las infraestructuras temporales están concebidos para 2024.

De ahí que sea probable que el COI aumente mecánicamente para 2028 la cantidad que garantiza a cada ciudad organizadora. Para 2024, la cifra se eleva a 1.500 millones de dólares. Para 2028 podría aumentar entre 100 a 200 millones de dólares, al ritmo de la revalorización de los contratos de televisión y de marketing, pese a que Thomas Bach aseguró en junio que “no hay que compensar a alguien a quien se le hace un regalo”.

AgenciaAFP/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO