Estuvo 93 días preso en Guatemala. Fue conducido al hangar de la Procuraduría General de la República para ser revisado por personal médico, para luego ser llevado al Reclusorio norte, donde deberá comparecer ante el  juez décimo séptimo, que conoce de las acusaciones presentadas por el gobierno mexicano.

El arribo de Duarte generó gran expectación y representantes de medios de comunicación nacionales internacionales, que desplegaron reporteros tanto en Guatemala como en el aeropuerto de la Ciudad de México.

Causó sorpresa que el abogado Pablo Campuzano de la Mora llegó al sitio en una patrulla de la policía federal y dudas del porqué no llegó en un vehículo privado.

Inmediatamente de llegar el juez le dará a conocer los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Sólo 30 periodistas fueron acreditados para estar en la audiencia, pero está prohibido meter cámaras para videograbar, aunque hay unos 100 periodistas atentos al arribo.

 

 


vxvxvxvxvxv

xvxvxvxvxvxvvxx