Ciudad de México- 2017-07-2711:27:44- El Financiero

Un reportero bajo protección oficial por amenazas, denunció que sus padres se convirtieron en el nuevo blanco de sus agresores y lamentó que la presidenta de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP), Ana Laura Pérez, y la Federación le nieguen seguridad para sus familiares.

Gil Cruz, reportero del diario digital PeriódicoMX, dijo que la noche del martes cuatro sujetos armados irrumpieron en la casa de sus padres en la comunidad Citlaltepec, del municipio Álamo Temapache, al norte de Veracruz.

“Amenazaron con matar a uno de sus hijos, y me mencionaron a mí, el periodista”, si no pagaban 100 mil pesos, relató Cruz, al explicar que los agresores amagaron con volver el fin de semana por el dinero y se llevaron el coche de la familia, que horas después apareció abandonado cerca de una carretera.

Desde hace dos años, a raíz de amenazas tras publicar información política de Álamo Temapache, Cruz está bajo medidas cautelares del mecanismo de protección a periodistas del gobierno federal.

Tras el asalto contra sus padres, buscó -sin éxito- el apoyo de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP) y del mecanismo del gobierno federal.

“No es que no queramos, es que no podemos” extender la protección a la familia, “el periodista es él”, dijo Ana Laura Pérez, presidenta de la CEAPP.

“Necesito tener un plomazo (balazo) en el pie o en la panza para que ahora sí esas instancias de protección y las autoridades digan que sí fue una amenaza contra mí”, lamentó Cruz, también colaborador del diario Notiver.

“Yo puedo aguantar una amenaza en mi contra, ya anda uno acostumbrado, pero mi familia no”, subrayó.

Cruz ignora la causa de las nuevas amenazas y sus padres, temerosos, no han querido presentar una denuncia formal.

La zona en que trabaja Cruz, una de las rutas narcotraficantes hacia Estados Unidos, es disputada desde hace una década por los cárteles del Golfo y Los Zetas.

México es uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo con más de 100 reporteros asesinados desde 2000, según organizaciones de defensa de la libertad de expresión que denuncian que más del 90 por ciento de estos crímenes siguen impunes.

En lo que va de 2017, seis periodistas mexicanos han sido asesinados así como un camarógrafo hondureño que buscaba refugio en México tras el homicidio en su país de un colega periodista. Dos de estos crímenes fueron perpetrados en Veracruz, el estado en que más periodistas mexicanos han sido asesinados.

Con información de http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/periodista-amenazado-en-veracruz-denuncia-ataque-contra-sus-padres.html

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO