Maltrata- 2017-07-3114:46:05- Jorge Galindo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Complicado luce el panorama de cara al 2018 en que se votarán cinco elecciones, y se tendrá un cambio de gobierno municipal en los 212 Ayuntamientos veracruzanos, de ahí que materialistas de la región estiman habrá poca obra pública para trabajar.

César Rosas Murga, ex secretario general del sindicato de trabajadores materialistas en la región de Orizaba, señaló que si los recientes años han sido complicados el que viene lo será aún más porque no habrá recursos destinados a la ejecución de obra pública.

“Estamos parados. En la región no hay mucho movimiento y ahora con los cambios de gobierno que se anuncian se complica más el bajar recursos y poder aplicarlos en obra pública”, detalló en torno a los Ayuntamientos.

Dijo que los colores no deben prevalecer sobre la ejecución de obra pública y para el caso del sindicato y sus adheridos, el gobierno del estado de extracción panista de ahí que existe una parte federal y otra del Estado debe ejecutar recursos que son del pueblo en favor de toda una sociedad.

“Por ese lado no veo que nos afecte. Lo que quisiéramos es que realmente se apliquen y se hagan obras que están prometidas y que al no cumplirse está afectando económicamente a toda la región porque no hay derrama económica, no hay fuentes de empleo y no hay economía”, señaló.

En el plano municipal reconoció que los Ayuntamientos bajaron el ritmo en cuanto a la construcción de sus obras, al ser los últimos cinco meses que tienen en función, de ahí que ya no se esté generando trabajo para los materialistas, menos para los obreros de la construcción, empresas con venta de materiales y metalúrgica.

Aunque a nivel federal el cambio de gobierno en 2018 genera incertidumbre en los mercados nacionales e internacionales, mal se iniciará el 2018 en que las participaciones de Ayuntamiento llegan hasta el mes de marzo y se aplican recursos hasta mayo.

Aunado a ello, está el cambio de Gobierno federal y las campañas política que inician en el mimo mes, lo cual genera se frene el desarrollo de la obra pública.