Mole de Gente
Por Virginia Durán Campollo
5 de julio de 2017

Los gobernantes de éste país tienen permiso para robar, violar, ultimar, desaparecer, asesinar, enriquecerse del erario público. No hay castigo  a los infractores. Son impunes o con fuero. Mientras en diferentes partes de la república mexicana, inicia un combate en contra de la corrupción el gobierno federal retrasa la ley anticorrupción. Las alianzas de partidos, que permite que todos atraquen. La presidencia como un coto de poder indiscutible- la dictadura perfecta- donde la banda se apresta a enriquecerse, del dolor y hambre de la nación.  La situación política, económica y social es harto conocida. No hay rincón que no esté putrefacto. Aunque no es cultural como lo dice Peña Nieto, lo cierto es que la clase gobernante corrupta infectó a la sociedad. La corrupción como un cáncer, que alcanzo metástasis. La desazón de contemplar, como  nos llevan a un abismo profundo. Si continuamos con el alto índice de abstencionismo, no saldremos. Cuando se acude a las urnas, sí se puede. *** La Gorda Duarte, como le dicen sus  cercanos, se convierte -para vergüenza de los veracruzanos- en el ejemplo máximo  nacional de corrupción y de cómo se manejan los asuntos de estado. La ley le favorece y el sistema le protege. No importa  el sentir de la población. Es incluso una jugada magistral. Se va descubriendo el hilo conductor. Desde la entrevista con Loret de Mola y su huida. Los seis meses de refugio en Guatemala, cerca de la familia en Chiapas. Las negociaciones con los altos mandos, en cuanto a la protección de su mujer y de sus cabecillas, que blindó con diputaciones federales, locales. Su captura y posterior  show mediático, burlándose de las leyes que lo hospedan- que por el trato se ve, ya  recibieron sus moches-, despreciando a las nacionales y burlándose de los mexicanos. Esta porquería, por lo que se ve, no recibirá la justicia de los hombres pero de la divina nadie escapa. ***  Alumna de Gonzalo Aguirre Beltrán, la antropóloga Frine Lima plantea: “a pesar de que el afanoso Vasconcelos hizo una muy buena propuesta de revalorizar la diversidad étnica, el mestizaje, con su concepto de “Raza Cósmica”, a esta gente no le ha caído el veinte del valor de su identidad, y continúan con el auto concepto de inferioridad por el origen indígena, la idea de “eurocentrismo” es todavía muy fuerte, y eso que Vasconcelos se esforzó en su obra. El pueblo mexicano sigue teniendo perdida su identidad. La buscan afuera y siempre en contraposición al “Sajonismo” en subversión, ahora  gringa. La combinación entre pueblos prehispánicos  y  españoles vasallos, parieron el conservadurismo mexicanos que propuso como forma de gobierno a la monarquía. Este pueblo mestizo, tiene una experiencia histórica de ser sujeto de la dominación. Por eso les siguen gustando los gobernantes ricos y que se parezcan lo menos posible a ellos mismos como pueblo”. *** El sometimiento de los mexicanos hacia sus gobiernos, es de muy lamentables consecuencias. Ese complejo que no permite-“Enrique Bombón, te quiero en mi colchón”,- vean a los servidores públicos como lo que son y entender que los mandantes son ellos.  Que del erario público sale para su libertinaje y enriquecimiento innoble. El miedo a encararles y exigirles  sus compromisos. Así nada habrá. *** “Los Agachados”, de Rius un aporte invaluable sobre el tema. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.