Robe ahora y pague después, sería el principio legal a través del cual quienes cometen delitos de desvío de recursos libren sus culpas, pues siguiendo el cómodo expediente de devolver parte de lo sustraído reducen tiempo de reclusión y aguardan un corto tránsito de tiempo para salir a disfrutar de lo mal habido. Tal razonamiento se desprende de la declaración del gobernador Yunes Linares sobre la estrategia propuesta por Bermúdez Zurita a la fiscalía del estado para entregar propiedades a cambio de reducir la sentencia. Está claro que ese delito no es el único que pesa sobre el ex Secretario de Seguridad Pública de Duarte, pero tal procedimiento sentaría un grave antecedente que invitaría a fomentar la corrupción, en vez de inhibirla. Además, existe la presunción que esos bienes fueron adquiridos con dinero público, por lo que en todo caso pertenecen al patrimonio público.