Acompañado por un abogado ayer se presentó en la sede de la Fiscalía General del Estado el diputado Alberto Silva Ramos, quien ha sido señalado de desviar mil 567 millones de pesos durante su desempeño en la Coordinación de Comunicación Social del gobierno duartista. Esta presentación de Silva Ramos ante la Fiscalía difiere sustancialmente de sus ex compañeros de equipo que no gozan del fuero legislativo que lo protege, puede por lo mismo precaver una defensa que le ayude a enfrentar lo que seguramente leyó en la carpeta integrada en su “honor”. De su declaración al respecto llama la atención que asegure tener el respaldo de su partido (PRI) y de la bancada del mismo. Es interesante saber hasta qué grado su partido estará dispuesto a apoyarlo, y por qué.