En La silla de Cristal, con ese encabezado Filiberto Lozano Romero estructura un documentado artículo sobre Marco del Toro Carazo, abogado defensor de Duarte de Ochoa; es el “abogado mejor cotizado de Jalisco…” escribe: “de formación penalista, egresado de la Universidad Panamericana, compañero del señor Enrique  Peña Nieto… Es de origen costarricense, su despacho jurídico es de los más caros de México pero con selecta clientela…”, políticos los más, “líderes sindicales como Napoleón Gómez Urrutia y la maestra Elba Esther Gordillo, ex lideresa del SNTE… comenzó al lado de  César Nava, ex secretario particular de Calderón (…) ¿Quién le sugirió  a Javier Duarte al abogado para que se encargará de su defensa? Y más mucho más escribe Lozano Romero sobre del Toro Carazo, pero para no adelantar vísperas lo mejor es esperar al curso del caso Duarte de Ochoa, que a todos los veracruzanos interesa se le aplique la ley y devuelva lo que se llevó.