A partir de la publicación de las reformas al Código Electoral y al Reglamento Interno del Poder Legislativo entrará en vigor la normatividad que enmarca la reelección de diputados locales en la entidad veracruzana. En algunos sitios se leyó: “los diputados se reelegirán”, como si tal hipótesis basara su confirmación en el deseo de cada legislador; no hay tal porque para que esa premisa se cumpla es indispensable la voluntad ciudadana, condición sine qua non para confirmarse. El supuesto para la reelección se compone de tres elementos: el Partido Político que postula, el actor político postulado y la participación ciudadana a través del voto, esta última la de mayor peso. Aquí si, o maduramos como ciudadanos o tendremos las mismas fichas solo que más “revolcadas”.