Al utilizar el recurso presupuestado para labores legislativas en menesteres muy apartados de su importante función, los diputados locales de Veracruz han incumplido con el plazo para aprobar las leyes del Sistema Local Anticorrupción, colocando a Veracruz como una de dos entidades incumplidas, Chihuahua es la otra. Es manifiesto que no están capacitados para legislar en buena forma, pero para cubrir esa deficiencia se destina una partida al pago de asesores que les diseñen los Proyectos de Ley y elaboren los dictámenes correspondientes, de tal manera que solo se encarguen de levantar el dedo, pero acaso hasta eso se les dificulta. Aunque, eso sí, en el discurso, todos se afanan por convencernos de su interés en la lucha contra la corrupción. Pero ¿quién les cree?