Será de dos y no de tres por ciento el impuesto al hospedaje que aprobarán los diputados, así lo aseguró de manera poco ortodoxa el gobernador Yunes Linares. Sin embargo, tranquilizó a los hoteleros, pues estaban inquietos ante la versión sobre una tasa del 3 por ciento y advirtieron que se ampararían si esa versión se hiciera realidad. Lo cierto es que el sector de prestadores turísticos en Veracruz desconfía de ese impuesto ya que el fideicomiso encargado de manejarlo no ha rendido cuentas y tampoco ha habido la promoción turística que justifica el impuesto. En el renuevo proponen que el nuevo fideicomiso lo integre una mayoría de representantes de la iniciativa privada y no representantes del sector público cuyo propósito en no pocas ocasiones difiere del de ellos.