Por si acaso…
Por Carlos Jesús Rodríguez
19 de julio de 2017

*Más aviadores y protegidos
*Yunes: obligado a investigar

DICE EL Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares que no cederá a “periodicazos” que critiquen a sus colaboradores y que, por tanto, mantendrá en sus puestos a funcionarios que han sido severamente reprochados como el Secretario de Seguridad Pública, Jaime Tellez Marié a quien colectivos, organizaciones no gubernamentales, empresarios y hasta medios de comunicación le han reprobado la ausencia de un programa eficaz para contener a la delincuencia que a diario cobra víctimas en el solar jarocho, y que tan solo en materia de feminicidios ha engendrado un caos con 141 asesinatos de mujeres en lo que va de la presente administración. Ahora bien, no se trata de que a partir de “periodicazos” remueva a funcionarios o gente cercana a sus proyectos; definitivamente nadie desea semejante absurdo, pero sí que supervise, investigue y castigue el comportamiento de aquellos a quienes brindó la confianza de estar en su gabinete o en áreas aliadas como el Poder Legislativo, donde se están cometiendo las peores atrocidades en contra de hombres y mujeres trabajadores que han sido despedidos bajo el argumento de que no hay dinero, cuando en realidad, están abriendo espacios para que los diputados en funciones puedan contratar a su propia gente y beneficiarlas con plazas que alcanzan salarios muy por encima de las tareas que realizan -como lo hemos dado a conocer en tiempo y forma-; se trata de transparentar la función pública como lo demandan los gobernados, y como ha sido la bandera que ha enarbolado.

Y ES que a partir de los despidos anunciados en el Poder Legislativo que dejan en la indefensión a 70 jefes o jefas de familia que se están agrupando para presentar una denuncia en contra de sus verdugos, a este espacio, gente cercana a Sergio “el bailador” Hernández que no está de acuerdo con esos actos que solo evidencian soberbia e intolerancia, conductas que fueron el sello del, ahora, preso en el Reclusorio Norte, Javier Duarte de Ochoa, nos han hecho llegar una lista de protegidos con salarios espectaculares que se agrega a la ya publicada en este sitio, así como el nombre de sus promotores, en tanto los despidos injustificados, negación de finiquitos, violación de derechos laborales y disparidad en sueldos, labores y privilegios, que hoy ya son públicos, siguen a la orden del día sin que nadie investigue, y como si fuera por consigna.

EN LA bartolinas de excesos, opacidad y corrupción –cuya lista nos hicieron llegar y, por lo tanto, poseemos-, se menciona a María Rosario Patricia Morales Huesca con un salario de 50 mil 329.52 pesos, ya que le otorgaron una plaza de analista administrativo cuando, en realidad, es quien sirve café a los diputados en sesiones. Ella habría sido recomendada del ex Secretario de Finanzas, ahora en prisión, Mauricio Audirac Murillo. También destaca Liliana Uriostigue Bahena con plaza de secretaria y un sueldo de 47 mil 051.52 pesos. La dama se desempeña como edecán para atención de diputados en sesiones. Ella fue impuesta por el ex tesorero Serafín Hernández, quien se refugia, ahora, en Oaxaca. En ese tenor está María del Rocío Sousa Oliva, con plaza de oficial administrativo, aunque se desempeña como secretaria con una percepción de 30 mil 856.72 pesos, recomendada del ex Presidente de la Junta de Coordinación Política, Jorge Carvallo Delfín, quien le aseguró su espacio.

AHORA BIEN, en la lista aparecen una serie de nombres como “consentidos del líder sindical”, José Jesús Rodríguez, y entre estos se encuentran Dafnis Oliveiro Gutiérrez Morales con plaza de oficial administrativo y analista jurídico, quien percibe un sueldo de 70 mil 071.16 pesos. Antonio Gerardo Montaño Baizabal, con plaza de oficial administrativo y analista operativo con sueldo de 51 mil 423.32 pesos, en tanto las funciones de ambos, se nos informa, son desconocidas, ya que usualmente se les ve acompañando al dirigente sindical en sus “labores”, y acaso por ello se les conoce como los “cargamaletas”.

EN EL CASO de los supuestos aviadores, el listado lo encabeza Ivón Duare Jaillet Pérez, con plaza de oficial administrativo, y aunque se supondría que trabaja como tal con un sueldo de 32 mil 399.70 pesos, en realidad no se presenta a trabajar. Esta persona, nos enfatizan, es la esposa del líder sindical José de Jesús Rodríguez Hernández y, por tanto, goza de todos los privilegios. En el caso de Dulce María Gómez Garrido, con plaza de oficial administrativo o secretaria, con un sueldo de 31 mil 184.90 pesos, simple y llanamente no se presenta a trabajar, ya que es esposa de Alberto Isaac Meza Abud, también, aviador quien cuenta con una plaza de asistente administrativo con un sueldo de 43 mil 363. 56 pesos. Esta persona, se nos informa, jamás se presenta a laborar. Meza Abud fue secretario del Partido Alternativa Veracruzana (AVE) que perdió el registro en la Entidad. Los rumores –ojo, rumores porque no nos consta sino que es parte de la lista enviada corroborada en todas sus partes menos en ésta-, dicen que compró su plaza al líder sindical por 250 mil pesos cuando Carvallo Delfín era presidente de la JuCoPo.

EN EL caso de Jorge Antonio García Villalobos, quien tiene plaza de jefe p. analista administrativo, este percibe un ingreso de 61 mil 843.88 pesos. Sus detractores aseguran que lleva como 6 legislaturas sin que se presente a trabajar, ya que es comisionado en el área administrativa del Comité Directivo Estatal del PRI. Es conocido por ser propietario de una flotilla de taxis, como lo menciona la distinguida periodista Claudia Guerrero Martínez en su columna de fecha 29-03-17 titulada “el cochinero interno en el PRI de Veracruz”. García Villalobos es acusado de estar utilizando dinero del PRI para la remodelación de su casa, y esos recursos salen, al parecer, del administrativo. bajo el apoyo de Abigail Amaro Espinoza, quien es la encargada de pagar con recibo de honorarios, a los albañiles.

EN FIN, no se trata de que el Gobernador Miguel Ángel Yunes cese, despida o corra a funcionarios a partir de “periodicazos”, sino de que sea receptivo al clamor de infinidad de veracruzanos que se están viendo afectados en sus empleos y salarios, en tanto la lista de aviadores y recomendados absorbe los recursos de un Estado en crisis que, por lo visto, no está dispuesto a desterrar la opacidad y la corrupción. Así las cosas. OPINA carjesus30@nullhotmail.com