Al menos mediáticamente vuelven a ser encontradas las posiciones de la Fiscalía del estado de Veracruz y el presidente de la Sección Instructora de la Cámara de diputados, Ricardo Ramírez Nieto, porque desde aquí se difunde que fue presentada la solicitud de desafuero de Alberto Silva Ramos, pero Ramírez Nieto asegura que nada sabe del asunto. Ya hubo antes un enfrentamiento radiofónico entre Jorge Winckler y el referido diputado, cuando se ventiló la petición de desafuero de Tarek Abdalá cuyo asunto prosigue en el limbo. Por cierto, la lentitud con la que avanza ese proceso, quizá algo tenga que ver la versión del audio difundido sobre los mil millones de pesos supuestamente transferidos desde Veracruz a alguna oficina priista, pues quien en ese entonces era presidente del PRI es ahora coordinador de la bancada priista en la Cámara de diputados.