Por si acaso…
Por Carlos Jesús Rodríguez
28 de julio de 2017

*Sería Senador “morenista”
*Guerrero: libro testimonial

ALGO QUEDA claro: si Ricardo Ahued Bardahuil se aleja del PRI para aceptar la invitación que le hace el Movimiento de Regeneración Nacional, el “tricolor” habría perdido a uno de sus simpatizantes –que no militante- más reconocido por su liderazgo, lo que estaría ocasionando a ese instituto un descalabro. Y es que Ahued no solo representa a una porción importante del priismo veracruzano –sin ser priista registrado-, sino al de los empresarios que lo consideran un hombre confiable y congruente, pues no solo votó en contra del Impuesto Empresarial a Tasa Única, del Impuesto a los Depósitos en Efectivo, de incrementar el IVA, y en el Gobierno de Javier Duarte se opuso a reformas propuestas por el ahora procesado, lo que le ganó simpatías por una parte, pero rechazo de los duartistas que trataron a toda costa de atajarlo. Ahued pudo ser el candidato del PRI a la alcaldía de Xalapa en la reciente contienda, pero decidieron ir con el capitán Alejandro Montano a sabiendas de que MoReNa les propinaría una felpa, y no porque Montano fuera mal candidato sino porque se venía arrastrando el desprestigio que Duarte heredó a su partido con tanto y semejante saqueo que puso de rodillas al Estado. Para Xalapa –y en otras partes del Estado- no se debió postular a militantes que votaban a favor de las iniciativas de reforma oficiales, sino a personajes como Ahued que siempre mantuvieron coherencia y sensatez en sus decisiones.

AHUED, DECIAN las encuestas, era el único capaz de ganarle al morenista Hipólito Rodríguez o, por lo menos mantener al PRI en Xalapa como la segunda fuerza política, pero se impusieron las negociaciones del centro. Lo priistas ligados a Javier Duarte le cerraron toda suerte de espacios; se le propuso –junto con Flavino Ríos Alvarado- para dirigir al PRI Estatal, pero alguien desde la capital del País inclinó la balanza a favor de Renato Alarcón con los resultados que ya se saben. Fue entonces que Ahued se refugió en su imperio del plástico y peltre: la hacía de abastecedor de las tiendas, de cajero, de acomodador en las 12 unidades de venta y cuatro tiendas, ya que cuando terminó su periodo como alcalde de Xalapa en 2007, según comentó al colega Edgar Ávila, al hacer un corte de caja se encontró con que su cuenta bancaria contaba con sólo 43 pesos. Apenas el año pasado el empresario aseguraba que en el fondo le gustaría que existiera un partido decente para salvar su imagen, porque –reconocía- el que quiera seguir participando en el PRI, su vida política “ya está muerta”. El PRI, resumió, “está en un momento desastroso; lástima por los grandes mujeres y hombres priístas capaces y honrados, que sí los hay”, pero nadie hizo caso, odiado por políticos priistas que llegaron al saqueo pero querido por el pueblo por oponerse a las reformas planteadas por el gobernador Javier Duarte, además de ser un hombre modesto que no gusta de mostrar la fortuna económica, y en ese sentido suele viajar en una camioneta Nissan pick-up en color blanco de modelo atrasado. El hombre de 59 años tiene un imperio del plástico en la capital veracruzana con 555 empleados, y eso no es cualquier cosa, y suele vérsele de manera personal supervisar módulos de atención, bodegas u observarlo en los pasillos repletos de cristalería, juguetería, peltre, plásticos, loza, lámina y electrodomésticos, productos que se ofertan en las tiendas que llevan su apellido, aun cuando asegura que no tuvo oportunidad de cursar estudios superiores.

RICARDO AHUED, salvo otra cosa que decida Andrés Manuel López Obrador, no será el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional a la Gubernatura el próximo año, sino abanderado al Senado, llevando como contraparte mujer a Rocío Nahle, la dama de más confianza para el tabasqueño en el sur de la Entidad, aunque si decidiera buscar la titularidad del Poder Ejecutivo, hasta como candidato independiente podría dar una sorpresa ya que muchos priistas e, incluso, gente de otros partidos estarían dispuestos a apoyarlo como una opción que ofrece alternativas y soluciones. Apenas ayer sábado, un político de altos vuelos del PRI comentaba al reportero que, aunque Ricardo Ahued asistirá a la reunión con AMLO en la ciudad de México, donde cientos, miles de empresarios, políticos de otros partidos y sociedad en general firmarán una carta compromiso con el oriundo de Macuspana, el xalapeño no firmará, ya que solo acudirá a escuchar la propuesta de Andrés Manuel. El empresario, se dijo, estaría dispuesto a apoyar a López Obrador en su búsqueda de la Presidencia ya que no le ata nada a ningún partido, pero fiel a su costumbre, no se afiliará.

EN REALIDAD, Ahued ha declarado a diversos medios que si se afiliará a MoReNa y que firmará el compromiso, aunque en las últimas horas se ha mantenido cauto, alejado de los reflectores, acaso tomando de último momento la mejor decisión, pero lo cierto es que, finalmente no aceptó participar como probable aspirante a la dirección Estatal del PRI, bajo el argumento de que no es militante sino simpatizante. Como fuera, el hueco que dejará en el “tricolor” sin ser parte formal de éste, será de consecuencias, ya que si anuncia su incorporación al Movimiento de Regeneración Nacional, otros muchos seguirán su ejemplo. Al tiempo…

*****

ASISTIMOS EL jueves pasado a la presentación del libro “Si merezco abundancia” de la autoría de la valiente colega, Claudia Guerrero Martínez y de la, también, periodista y escritora Isabel Arvide Limón, y fue grato saludar a un público interesado en la lectura de lo que fue el nefasto gobierno de Javier Duarte y de su esposa Karime Macías Tubilla que es quien inspira el título del texto con aquella frase plasmada en su diario: “si merezco abundancia”, que a juicio de expertos es un Karma que repetido incansablemente tiende a cumplirse, algo que logró la oriunda de Coatzacoalcos…pero para su desgracia. Lo que llama la atención es que el escándalo de la pareja ex gubernamental siga acaparando los escenarios, lo que será perjudicial para el PRI en la elección que viene tomando en cuenta que, para des fortuna de ese partido, el ex Gobernante seguirá atado al “tricolor” y, peor aún, si los priistas veracruzanos no se atreven aún a hacer un deslinde urgente y necesario. Por lo demás, felicidades a Claudia e Isabel por tan importante memoria. OPINA carjesus30@nullhotmail.com