Por si acaso…

Por Carlos Jesús Rodríguez

29 de agosto de 2017

EN FEBRERO del año pasado, Víctor Alejandro Vázquez Cuevas, uno de los más emblemáticos ex dirigentes que ha tenido Acción Nacional en la Entidad, renunció a ese partido luego de 31 años de militancia y tras haberlo posicionado en el escenario político veracruzano. “El peor de los ´PRIS´ secuestró al PAN”, declaró en aquella ocasión, refiriéndose al arribo de Miguel Ángel Yunes Linares como probable candidato “blanquiazul” a la Gubernatura, en una alianza poco usual con el PRD. Años antes, en Tierra Blanca, Tito Delfín Cano, ex alcalde de aquel lugar y de Azueta preguntaría al reportero en torno a la inclusión del oriundo de Soledad de Doblado en las filas azules, y la respuesta fue indudable: -les va arrebatar no solo el PAN sino hasta la voluntad; la diferencia entre un panista, un priista y un perredista (y, podríamos asegurar, ahora, que hasta de un morenista) es quien le ofrece más. Yunes, comentamos, tiene dinero y puede comprar voluntades. Al “pipo” (Víctor Alejandro Vázquez Cuevas) le va quitar la dirigencia de ese instituto; ya lo verás, y nadie dirá nada-. Pero Tito Delfín, aun inmerso en su “formación” panista alegó en contrario: -no se lo permitiremos-, pero el tiempo nos ha dado la razón: “A Yunes le gusta “someter”, lo disfruta y utiliza las ambiciones políticas de quienes, a su vez, lo necesitan para alcanzarlas; se aprovecha de la necesidad del ser, es un negociador avieso y ustedes serán las víctimas”-, y eso fue allá por el 2013.

DICE LA Real Academia de la Lengua Española que “sometimiento” es la acción y efecto de “someter”, definiendo al vocablo como: “sujetar, humillar a una persona, una tropa o una facción, conquistar, subyugar, y en ambos casos el verbo se utiliza, también, como pronominal”. Para la Enciclopedia Universal es: “acción y resultado de someter o someterse”, y en psicología se categoriza de esa manera a quienes se dejan manipular por otros. Estas personas se quejan, se sienten víctimas del opresor u opresora en cuestión, y sueñan con liberarse de esa influencia. Lo que no saben, o aún no han descubierto, es que antes de poder vencer a quien las manipula deben dejar de sabotearse y vencerse a sí mismas. La misma academia señala que la relación entre quien somete y el sometido es mutua, y muchas veces inconsciente ya que uno se necesita al otro. El segundo, generalmente no tiene confianza en sí mismo, es inseguro, siempre quiere agradar, no tolera el rechazo porque teme no ser amado, es vulnerable y sensible. Quien somete también tiene baja autoestima y falta de confianza, solo que se ha sobre adaptado y se ha ocultado tras la máscara de quien es seguro, dominante, autoritario. Por eso, en primer lugar, seduce y luego confunde y tergiversa los hechos para dominar, aunque no siempre el manipulador se da cuenta de que está manipulando ni el manipulado que es su víctima, pero ambos son los polos opuestos de una misma falencia: amarse, conocerse y respetarse a sí mismos. Y es que los sinónimos de sometimiento son: imposición, dominio, sujeción, opresión, entrega, subordinación, dependencia, sumisión, obediencia; represión, reducción; capitulación, rendición, acatamiento; claudicación; humillación, y Yunes Linares ha logrado todo eso y más con los neopanistas.

POR ESO no es fortuito que “colonos de Boca del Río y Veracruz” –que en realidad son panistas como la mayoría de la zona conurbada-, hayan ofrecido este lunes una conferencia de prensa “para informar” –en su carácter de supuestos “priistas”- que apoyarían la postulación del llamado “ChiquiYunes” como abanderado del PAN a la Gubernatura el próximo año, haciendo realidad una frase acuñada por el ínclito Fidel Herrera: -esta familia no tiene llenadera-, pues no obstante el padre haber satisfecho su ambición de ser Gobernante, ahora quiere dejar en su lugar al hijo, en tanto que otro de sus descendientes es alcalde electo del puerto de Veracruz. Pero ahí no para la cosa: “radiobemba” insiste que Yunes Linares podría no terminar la gubernatura de dos años para embarcarse en otra aventura: fungir como candidato al Senado –ya sea por el principio de mayoría relativa o plurinominal, y de esa manera seguir contando con fuero constitucional en caso de que Andrés Manuel López Obrador gane la Presidencia de México, pues al paso que va el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya con acusaciones de enriquecimiento, lo más probable es que la abanderada sea Margarita Zavala, y con ella el PRD no iría ni a la esquina en el ámbito nacional, aunque en Veracruz se repetiría la coalición debido al “sometimiento” de los Yunes a perredistas que, a decir verdad, más que buscar en cambio buscan “chamba” que les garantice seguir pegados al presupuesto.

YA EN Febrero del año pasado, el “Pipo” Vázquez dijo que renunciaba al PAN, pues el candidato panista a la gubernatura en ese tiempo, Miguel Ángel Yunes Linares fue señalado de ser artífice de “una traición” a la candidata presidencial en 2012, Josefina Vázquez Mota, al ex presidente Felipe Calderón y al partido que lo llevó a la Gubernatura. Indicó que Yunes Linares pactó con el gobernador Javier Duarte para dejar de apoyar a Vázquez Mota, con lo que el PAN no pudo repetir en la Presidencia de la República por tercera ocasión, a cambio de recibir para su hijo, Fernando Yunes, el respaldo del gobierno Estatal para que llegara a la senaduría. El mismo exdirigente “blanquiazul” dejó en claro que el actual Gobernador traicionó al ex presidente Felipe Calderón al boicotear que su esposa, Margarita Zavala, llegara a la Cámara de Diputados. De acuerdo a Vázquez Cuevas, quien militó en el PAN por 31 años, el acuerdo respectivo se tomó en la mansión del panista en la zona conocida como el Estero, en Alvarado, el 3 de Abril de 2012. En aquella ocasión, dijo, todo acabó en una “fiesta de amigos con varios tragos”.

POR ESO el apresuramiento en “destapar” desde ahora a Miguel Ángel Yunes Márquez, a sabiendas que la postulación de Ricardo Anaya podría malograrse si prosperan, como hasta ahora, las acusaciones de enriquecimiento sospechoso de él y su familia política, situación que podría convertirse en una bola de nieve que se lleve entre las pezuñas a los Yunes de Soledad y Boca del Río si no logran posicionar al afamado “chiquiyunes” de cara a lo que se viene. Ni hablar, esto se pondrá interesante…OPINA carjesus30@nullhotmail.com