viernes Contemporáneo
Por Armando Ortiz
11 de agosto de 2017

¡Ay no mamen! Javier Duarte está en una celda del Reclusorio Norte de la Ciudad de México, ahí va a estar al menos por dos años antes de que lo declaren culpable o puede que hasta inocente. Pero como si fuera cosa de ocio, los abogados de Duarte andan promoviendo que queden sin efecto dos órdenes de aprehensión en contra del exgobernador dictadas por un juez en Veracruz. ¿Y eso cómo para qué? Si ya Duarte está en la cárcel, ni modo que lo vayan a sacar a pastorear un rato por la Alameda y ahí lo puedan detener por órdenes de un juez de Veracruz. Además, como ya lo hemos aprendido en el caso de otros a que se han querido amparar por alguna orden de aprehensión, el imputado debe presentarse ante el juez de manera voluntaria y ahí se le puede vincular a proceso. Sin embargo, lo que pretende la defensa, es simular algunas victorias mínimas, simular que están defendiendo a Duarte, simular que están haciendo algo, para que no se enteren que nada más están rascándose en sus oficinas de Santa Fe los hue…sos.

Hace falta una purga en el PRI y los jóvenes quieren empezar con Corintia Cruz

Por supuesto que Corintia Cruz Oregón representa esa clase femenina que se valió de los atributos físicos para llegar al poder; representa esa clase de fémina que rebajo a objetos a sus congéneres; representa esa clase política que sólo veía el servicio público como una manera para enriquecerse. De modo que la queja de los jóvenes priistas que buscan se le retiren sus derechos partidarios y que sea expulsada del Partido Revolucionario Institucional, no sólo está fundamentada, sino que además esa acción podría ser el principio de una purga muy necesaria para ese partido. A final de cuentas ese tipo de militantes no representa ya nada para el PRI, si acaso un pasado vergonzoso de corrupción. Si dejan a ese tipo de militantes dentro del PRI, esas damas buscarán la manera de acercarse a sus líderes a como dé lugar, ellas tienen sus mañas para hacerlo. En el 2018 buscarán estar cerca del candidato que, por cierto, es muy seguro que sea Pepe Yunes, y esos lo decimos por el trato que le dieron en la Asamblea Nacional Ordinaria de ese partido. Ellas buscarán ser candidatas valiéndose de la famosa “equidad de género”. Optimistas los jóvenes de ese partido no quieren que Corintia Cruz se interponga en sus esfuerzos por recuperar Xalapa. Ellos dicen que “es necesario hacer una reestructuración, sacar a los arribistas y brindar oportunidad a los nuevos cuadros”.

Piden que se respete presunción de inocencia de Rafa y de Julión; pero que ellos también respeten nuestra inteligencia

Pide Aristóteles Sandoval, gobernador de Jalisco, que respetemos la presunción de inocencia de Julión Álvarez y por ende la de Rafa Márquez. Están en su derecho, en este país nadie es culpable hasta que se le demuestre lo contrario. Sin embargo, el alcalde de Jalisco, que quién sabe de dónde le salieron ínfulas de abogado defensor, debe pedir también a sus defendidos que respeten nuestra inteligencia. Y es que los dos señalados como testaferros del narcotraficante Raúl flores, ahora salen a decir que ellos no sabían nada. Dice Julión que a Flores sí lo conoce pero que no sabía que se dedicaba al narcotráfico; como si el mundo de la música banda no tuviera antecedentes de narcos entre ellos. Rafa Márquez, más sobrio, dice que es inocente, pero los hechos demuestran que o estaba ciego o como dice uno de sus apologistas, es tan bruto que no se sabe la tabla de multiplicar. Y es que muchos de los socios de sus empresas son personas vinculadas al narco, entre ellos Omar Caro Urías, uno de los hijos de Caro Quintero. Además, la investigación del Departamento del Tesoro se llevó dos años, y los vínculos que señala entre los señalados con Raúl Flores data de décadas atrás. ¿En tantos años no se dieron cuenta? Entonces sí, son muy brutos los dos.

Armando Ortiz

aortiz52@nullhotmail.com