More de gente
Por Virginia Durán Campollo
21 de agosto de 2017

Los partidos políticos realizan sus cónclaves, para armar estrategias para conservar el poder. Significa miles de millones de pesos del erario.  Negociaciones que a través, sobre todo de la presidencia, pueden realizar para  la obtención del mando absoluto. Ese que les vuelve déspotas, insensibles, corruptos con disposición a todo. Quienes empobrecen a la población, con sus funcionarios públicos ladrones. Los que dan a gobernadores que saquean y dejan en quiebra a sus estados, pero se presumen inocentes. La ley les ampara, porque son la misma banda jueces, magistrados, fiscales. La justicia no es para los pobres. No hablan en sus reuniones de las necesidades de la nación, porque es lo que menos interesa. Tienen su voto duro que les favorece.  Aquí la urgencia es frenarlos.  Son  nuestros verdugos.  La abultada y perniciosa burocracia de gobierno, proviene  de los partidos políticos y ya basta. *** Un país empobrecido como el nuestro, no puede tener un dispendio de esa manera. Hay carencias básicas. Más de la mitad de la población, está en la miseria.  Víctimas de la clase política y  de la delincuencia común, que  tiene una fuerza preocupante. ¿Qué beneficio se recibe de  diputados y senadores  cómplices? La legislatura pasada fue victimaria. Le dieron a Duarte todo lo que pidió, aunque fueran absurdos. Son responsables. De los actuales, pocos se salvan. Se nota en la mayoría, la falta de preparación política y no tienen presencia parlamentaria. Se aniquilan, con la presencia de delincuentes comprobados. Cómo tener confianza en que se vigilarán las necesidades ciudadanas, con pillos sentados en las curules. Hay que reformar de inmediato en el tema. Menos partidos políticos,  diputados y senadores. *** El trascendido del periodista Edgar Hernández,  sobre el gasto millonario en la boda del hijo del  cacique Ricardo García Guzmán, el diputado panista Rodrigo García Escalante, es imagen fiel de la corrupción e impunidad.  Se han enriquecido, a través de la función pública de manera escandalosa. El estigma que les cubre es de actos delictuosos, hasta un asesinato. Del alemanismo  al yunismo, la jauría García Guzmán- Escalante está cubierta de lodo. Dueños y señores, hacen y deshacen. El enriquecimiento brutal, los convierte en descastados como otros más. *** Aprobó el Instituto Nacional Electoral (INE), 7 mil millones de pesos a partidos políticos para el 2018, cantidad 22 por ciento superior comparada con el pasado proceso electoral presidencial del 2012. Así se las gastan, mientras la inanición abate a la mayoría de la población nacional. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima. Estamos de regreso. ***