Al confiscar las cuentas bancarias, de Karime Macías, de su padre, hermanas, suegra y su cuñado, la Procuraduría General de la República está asegurando el cuerpo del delito, porque difícilmente lo cuantioso de lo allí depositado podrá tener explicación lícita, y porque además solo son parte del enorme despojo provocado a los veracruzanos.  ¿De dónde podrían provenir los cuantiosos depósitos en las cuentas de Karime Macías, de sus hermanas y de su suegra? Incluso las cuentas del suegro de Duarte de Ochoa deben estar abultadas copiosamente con dinero de procedencia fiscal. Al tiempo.