Para no perder la costumbre mexicana del decálogo, Andrés Manuel López Obrador presentó 10 testimonios para demostrar el fraude electoral cometido por el PRI en junio pasado en el Estado de México. Son vecinos de esa entidad que, según el Peje, señalan a “gente del PRI”, de traficar con el poder, pues a cambio de su CURP, les ofreció despensas, entre otros apoyos a través de las tarjetas “Rosa” y “Con todo, es decir, “se traficó con la pobreza de la gente”. Todo este asunto ha resultado un parto de los montes, porque previamente se anunció se presentarían las pruebas del fraude electoral por parte de académicos universitarios, pero sale con entrevistas en donde fulano, mengano y perengano señalan que a cambio de apoyos les pidieron votar por el PRI. ¡Por favor!