La multiplicación de las instituciones no siempre resulta positiva, aunque seguramente aumenta la burocracia con la consecuente carga presupuestal, todo a cargo de la población. El Organismo Público Electoral (OPLE) en Veracruz se ha caracterizado porque sus dictámenes despiertan polémica y por su insistencia en solicitar más dinero para su funcionamiento, también por el cuestionado nombramiento de algunos de sus Consejeros y de su Secretario Ejecutivo. Para acabarla, ahora el Tribunal Electoral de Veracruz (TEV) desechó el procedimiento de asignación de regidurías en los 212 Ayuntamientos del estado ya aprobadas por el OPLE. “Los lineamientos no se hicieron apegados a los principios de representación proporcional (…) El partido de la coalición que ganó y postuló al presidente y síndico no debe ser considerado para la asignación de la regiduría única…, dictaminó el TEV. ¿Y así quiere más dinero?