La estrategia plena de sofistica empleada por López Obrador para decidir la candidatura de Morena al gobierno de la Ciudad de México, en la que resultó Claudia Sheinbaum la elegida para ese propósito, será interesante conocer la reacción de Ricardo Monreal ¿se va o se queda en Morena? En realidad, esta experiencia debiera servir de indicador a los estrategas de Morena para evaluar el método de encuestas fingidas para santificar el “dedazo”, porque las reacciones en contrario de los no favorecidos pudieran causar revuelo; más aún porque sobran políticos que buscan el poder por el poder y están en Morena porque lo ven vía expedita hacia esa meta. Pero entonces Morena se debilitaría sensiblemente dando al traste con las aspiraciones de López Obrador que, por otro lado, ha dejado muestras de ser efectivo en el lanzamiento del bumerang.