De pronto, los televidentes nos estamos “soplando” insistentes comerciales en los que Javier Herrera Borunda exalta lo que dice son sus propias iniciativas para proteger a los perros y a los bosques. Como todos sabemos, el hijo del innombrable Fidel Herrera Beltrán es diputado por el vomitivo Partido Verde Ecologista de México.

El pretexto puede ser cualquiera, pero en este caso es el informe de labores del legislador, presentado el 31 de julio, por cierto, emitido mediante una plataforma digital a través de las redes. Además, es vice coordinador del Grupo Parlamentario del PVEM en la Cámara de Diputados.

Por intensidad del bombardeo mediático da la impresión de que Fidel Herrera Beltrán ya está lanzando con anticipación a su hijo en una precampaña rumbo a la gubernatura, donde si esto fuera cierto, Miguel Ángel Yunes Márquez no se enfrentaría con Pepe ni con Héctor Yunes, sino con un homólogo cuyo mayor mérito es ser un junior, igual que él, con una increíble disposición de dinero y todas las mañas de su papá, lo mismito que el propio alcalde boqueño.