No se muestra muy clara la visión del Jefe de la Oficina de Programa de Gobierno, Francisco Montfor Guillén, cuando habla de un “cambio realizado”, bien visualizado desde dentro del gobierno pero no percibido por los medios de comunicación; debía añadirse que la sociedad tampoco lo percibe. Si se refiere a la actitud del gobernador respecto de los medios, allí sí existe un incuestionable cambio, sin duda alguna este gobierno no está sujeto a la agenda mediática. Si, señala un cambio de actitud en atención a los problemas, en contraste con la anterior administración, le asiste la razón. Pero referente a un cambio sustantivo, de resultados tangibles sería cuestionable, al menos no se ven acá afuera, muy explicable por cierto porque, como lo reconoce el propio Montfort,  recibieron una administración quebrada y un déficit presupuestal que debe provocar insomnio.