Comunicado

Recientemente se informó que Minera Caballo Blanco SA de CV ingreso otra vez una Manifestación de Impacto Ambiental de un proyecto que consiste en la explotación a cielo abierto de minerales reservados a la federación contenidos en un yacimiento de oro y plata. (Gaceta Ecológica PUBLICACIÓN N° DGIRA/045/17 del CIUDAD DE MÉXICO A 17 DE AGOSTO DEL 2017)

En 2012 el mensaje de la Sociedad fue muy clara. Diversas organizaciones, instituciones e individuos serios y altamente reconocidos a nivel nacional e internacional fuimos muy claros, NO estamos de acuerdo en que se establezca el proyecto de Minería a Cielo abierto en Actopan y Alto Lucero. Incluso el mismo Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Medio Ambiente y el Congreso del Estado solicitaron a SEMARNAT negar la autorización de Impacto Ambiental.

La zona de Actopan y Alto Lucero, forman parte de la concentración de especies migratorias más importante del mundo, y México tiene firmados varios tratados internacionales para proteger el hábitat de todas estas especies mientras pasan por nuestro país en el otoño y en la primavera.

México tiene una responsabilidad Internacional y los ojos de todos los países están sobre nuestro país para evaluar el cumplimiento en sus responsabilidades ambientales con los cientos de especies y millones de aves e insectos migratorios que descansan en las montañas, selvas, bosques, acahuales, lagunas, ríos, dunas y costas de Veracruz.

Cualquier proyecto de minería de oro en la costa central de Veracruz, tendría consecuencias devastadoras sobre las poblaciones migratorias de cientos de especies de aves e insectos.

Además, tal y como lo ha mencionado la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LAVIDA) y los habitantes locales de Los Baños, el Porvenir, Tinajitas; la zona cuenta con muchos nacimientos y fuentes de agua que sustentan a las actividades agropecuarias y turísticas, que surten de agua a las poblaciones locales.

En el marco del cambio climático que vivimos, el cual agudiza los problemas ambientales; el agua es un recurso extremadamente valioso y muy escaso. Las actividades de exploración y el proyecto mismo de extracción de oro, ponen en riesgo todas estas fuentes de agua y con esto la vida de los habitantes locales.

Los cerros y montañas de esa región, albergan una gran biodiversidad, son hogar de especies que están amenazadas y hogar de especies que han vivido en nuestro planeta millones de años, por lo que con este tipo de proyectos mineros, estaríamos atentando en contra del patrimonio que nos ha heredado el planeta tierra.

Hacemos un atento y respetuoso llamado al Gobierno del Estado para que mande de nuevo un mensaje claro y contundente de que el proyecto de extracción minera es INCOMPATIBLE con las características y vocación de la zona, y los impactos que genera y generaría, son IRREVERSIBLES y de ALTO RIESGO para la población local, la biodiversidad, las especies migratorias, los ecosistemas y los servicios ambientales que nos dan.