Por si acaso…
Por Carlos Jesús Rodríguez
15 de agosto de 2017

*PRI-Morena avalan precampaña
*Por cada crimen una recompensa 

CAUSA SORPRESA que a la fecha, ni el Movimiento de Regeneración Nacional ni el PRI o cualquier otro partido que, por supuesto no serán ni PAN ni PRD, hayan levantado la voz ante los órganos electorales para denunciar la anticipada precampaña –rumbo a la candidatura panperredista- a la gubernatura que el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez realiza de la mano de su papá, el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, acompañándolo a diversos eventos –que no le competen- en distintos municipios del Estado, cuando debería estar concentrado en el cierre de su cuatrienio o atendiendo las demandas más sentidas de los boqueños que, las hay y en grado superlativo, sobre todo en comunidades y colonias populares. Apenas el pasado fin de semana, Yunes Márquez, lo mismo que su padre Yunes Linares y el Secretario de Educación de Veracruz, Enrique Pérez Rodríguez asistieron a un evento magisterial en Xalapa donde regalaron tres autos –uno por piocha- al Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio de la Educación (SETSE) para que fueran “rifados” entre agremiados a esa añeja organización regenteada por la profesora Acela Servín Murrieta, y es la hora que ni uno ni otro –padre e hijo- ha explicado de donde provinieron los recursos para la adquisición de los automotores, y salvo el titular de la SEV que afirmó un día después que “esos obsequios no los entregó el gobierno del Estado”, ya que asegura que los recursos para adquirirlos salieron de los bolsillos de cada uno de ellos, y acaso tiene razón pero, uno se pregunta ¿Por qué o con qué objeto los “donaron?, porque en esta vida nada es gratuito por más que lo desmientan.

PARA LOS maliciosos, que no faltan, el acto masivo en el Estadio “Heriberto Jara Corona” fue el virtual destape del hijo del gobernador rumbo a la gubernatura el próximo año, en respuesta a la Asamblea Nacional “tricolor” celebrada en la ciudad de México, en la que José Francisco Yunes Zorrilla fue, tácitamente, “destapado” como el virtual abanderado del PRI. Se trataba de opacar al orgullo de Perote, y casi lo logran salvo por un detalle: el anuncio del PRI de eliminar candados a simpatizantes para que puedan aspirar a cargos de elección popular junto con la determinación de otorgar a jóvenes una de cada tres candidaturas y el 10 por ciento de estas a la población indígena, acaparó los espacios en los medios, incluidas redes sociales que, bien o mal, abordaron los cambios a estatutos.

LO DE los Yunes azules pasó a segundo o tercer término en materia de difusión –y comúnmente acaparó la crítica-, ya que el SETSE no es, lo que se dice, una organización magisterial democrática, pues la eterna lideresa de ese sindicato, Acela Servín Murrieta ha permanecido al frente del mismo por más de 45 años, con severas acusaciones de condicionar plazas a profesores. La decisión del clan de inclinarse por esa agrupación sindical ya causó, de antemano, malestar en la sección 32 y 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, lo que no es nada bueno para los planes transexenales del jefe de esa familia que no permitirá, bajo ninguna circunstancia, que Héctor Yunes –el primo hermano incómodo- sea el abanderado del PRI, y en cuanto a Pepe Yunes, pese a los favores de juventud que le debe al padre de éste, Miguel Ángel, dicen quienes le conocen, no sabe de afecto sino de intereses, y en ese sentido se irá con todo contra sus parientes postizos para imponer a su descendiente como gobernante.

Y AUNQUE dicen que segundas partes nunca fueron buenas, el Gobernador en funciones está empecinado y, de paso, busca que Sara Deifilia Ladrón de Guevara González sea reelecta al frente de la Rectoría de la Universidad Veracruzana ya que con ella, supone, su hijo ganaría de calle la elección que viene, y acaso por ello el lunes asistió a un evento, igualmente de carácter masivo, concretamente a la ceremonia de inauguración del Ciclo Escolar 2017-2018 de la máxima casa de estudios superiores del Estado donde dio un espaldarazo a la rectora, aun cuando la comunidad universitaria y catedráticos han expresado su desacuerdo con la reelección debido a la tibieza de la funcionaria universitaria ante el Gobierno del Estado que les adeuda millonadas que no ha querido pagarles. En ese evento, Yunes Linares quiso verse jovial al pronunciar un discurso ante jóvenes con quienes busca una alianza –la misma que se ha recomendado a Pepe Yunes sin éxito-, particularmente a los de nuevo ingreso a quienes dijo que acudir a la Universidad Veracruzana es como “llegar a una isla en medio de un mar embravecido”. De ahí su alusión a que esa casa de estudios superiores “es absolutamente autónoma”, como si no bastara con la sola enunciación del adjetivo y fuera necesario enfatizarlo. También les dijo que la Universidad tiene todo el respeto del Gobierno del Estado, por lo que ésta seguirá determinando su rumbo en todo y, particularmente, en la parte económica. Pero como Yunes, también, fue a la UV a darle un espaldarazo a la rectora, le reconoció frente a miles de estudiantes y se comprometió a seguir apoyándola para que tenga “certeza, certidumbre, y “poco a poco” se puedan mejorar sus condiciones”.

YUNES SIGUE en campaña, pues ya son varios municipios que visita acompañado de su hijo predilecto, pero lo curioso, insistimos, es que de parte de los partidos políticos –y del OPLE- hay silencio, como si avalaran el hecho o, simple y llanamente tienen temor de despertar la furia del gobernante en turno. Hay la percepción de derrotismo de antemano, pues de parte del resto de los aspirantes o precandidatos no se observan acciones similares, tal vez por falta de dinero o de interés pero, lo cierto, es que los azules les están ganando terreno.

*****

UNO SE pregunta si el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares ofrecerá, también, recompensa a quien de informes que lleven a la captura de los asesinos del abogado, Armando Violante, apoderado legal de la deuda Caja de Ahorros Solidaridad, ejecutado la mañana de este martes junto con tres personas, cuando desayunaban en un restaurante de Poza Rica, además de hacer el mismo ofrecimiento para dar con quienes acribillaron a dos hombres a un costado de la carretera Xalapa-Veracruz, a la altura de la entrada al poblado Pinoltepec, municipio de Emiliano Zapata, también, esta mañana. Y es que de hacerlo, el mandatario Estatal estaría gastando en promedio entre 8 y 9 millones de pesos diariamente, que corresponde al número de víctimas que se suscitan en un Estado sin ley y, lo peor, sin el menor interés de contener la inseguridad y violencia. OPINA carjesus30@nullhotmail.com