Xalapa- 2017-08-1314:42:34- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Aunque la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública siguen siendo de las instituciones con más recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, existen otras instituciones con fallos importantes en la materia.

En la recomendación 16/2017, el organismo detalla que además de FGE también el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y el Consejo de la Judicatura del Estado son responsables indirectos de violaciones de derechos humanos, siendo incluso omisos para atender una acusación de este tipo.

Esto por hechos atribuidos a elementos de la entonces Agencia Veracruzana de Investigaciones de la Ciudad de Córdoba, Veracruz, en agravio de una mujer de identidad resguardada, condenada a 24 años de cárcel.

En este caso la CEDH documentó tortura de parte de elementos adscritos a la FGE, pero también fallos de las instituciones mencionadas.

“Por la detención ilegal, la incomunicación y la tortura, incluyendo tortura sexual, en agravio de MSVR: Elementos de la extinta Agencia Veracruzana de Investigaciones y demás que resulten responsables. La suscrita ignora los nombres de los servidores públicos que torturaron a MSVR el 26 de octubre de 2012”.

La Comisión señala que la quejosa MSVR fue detenida el día 26 de octubre de2012, por elementos de la entonces Agencia Veracruzana de Investigaciones, en cumplimiento a la orden de aprehensión girada por el Juzgado Primero de Primera Instancia del Distrito Judicial de Córdoba.

Esto como probable responsable del delito de secuestro agravado y robo, por lo que se considera como legal dicha detención.

“No obstante, se considera que la retención por 12 horas con veinticinco minutos en que incurrieron los elementos aprehensores, fue injustificadamente prolongada, lo que es contrario a lo establecido por la CPEUM y demás instrumentos internacionales en materia de derechos humanos, en su parte relativa a poner a disposición de manera inmediata a la persona detenida ante autoridad competente.

“De igual manera, está demostrado que el día 26 de octubre de 2012, los elementos de la entonces Agencia Veracruzana de Investigaciones de la ciudad de Córdoba que llevaron a cabo la detención de MSVR, le causaron afectaciones a su integridad personal, realizando actos constitutivos de tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes”, refiere el expediente.

En su informe la CEDH establece que la autoridad tuvo conocimiento de estos hechos, pero la juez de control fue omisa en ordenar la investigación de los hechos narrados por la señora MSVR, y que son constitutivos de tortura.

“Ello es así pues en su propio informe admitió no haber realizado diligencia alguna respecto a lo vertido por la quejosa en fecha 13 de mayo de 2013, en audiencia de interrogatorio”.

De acuerdo con el protocolo de Estambul practicado a la quejosa, la Comisión determinó que además de los golpes recibidos, también existieron humillaciones de tipo sexual, las amenazas de ser violada, los toqueteos y la desnudez forzada, como actos que le provocaron a posteriori, la sensación de haber sido rebajada al lugar de objeto con incidencia sobre su subjetividad, pensándose después de ser cosificada, sin valor, sucia y utilizada”.

Por ello, la CEDH solicitó que se repare integralmente el daño, que las autoridades garanticen la no repetición del mismo, y se sancione a los elementos implicados, así como a la servidora pública del juzgado