Del muro de Juan José Llanes Gil del Ángel

Apenas hace cinco años, cuando el SETSE celebraba su medio siglo de vida, el entonces Gobernador, Javier Duarte de Ochoa, se refería a la lideresa moral de esta organización, Acela Servín Murrieta, como “la gran mujer, guía y ejemplo de su gremio”. Los mimos del ahora preso para la también Consejera Directiva del IPE, no se limitaban a presentarla como prócer de su sindicato, sino de todo el magisterio.

La nota, fue consignada en el periódico “La Jornada Veracruz”, y se puede ver aquí:

http://www.jornadaveracruz.com.mx/Post.aspx…

En el mismo evento, zalamero, Genovevo Zapot Zapot, secretario general del SETSE (encomendero de Acela Servín, poder real de esta organización), calificaba a Javier Duarte como “amigo y aliado”.

“Estoy seguro que hemos respondido, como siempre, al desafío de elevar la calidad de la educación que imparte el Estado, ratificando nuestro compromiso con el Gobierno de Veracruz, que encabeza nuestro amigo y aliado Dr. Javier Duarte de Ochoa”, dijo en el discurso que aún se puede ver en la página oficial del SETSE:

http://www.setse.org.mx/…/discurso_congreso_ordinario_18.pdf

Se refirió también al “compromiso” de “elevar la calidad en la atención de nuestros compañeros…en especial a nuestros jubilados y pensionados que requieren certidumbre en el pago de sus pensiones”.

Esta parte del discurso, cayó en el vacío, por supuesto: nunca dejó Acela Servín de llamar “mentirosos” a los jubilados a los que el duartismo pagaba con retrasos criminales su pensión (http://sociedadtrespuntocero.com/…/consejera-del-ipe-acela…/), y nada dijo cuando los garrotearon el 23 de diciembre de 2015.

Duarte tenía razones (suyas, nada más), para vitorear el trabajo de Acela Servín: miembro del Consejo Directivo del IPE, la lideresa del SETSE convalidó y nada dijo ante el saqueo del Instituto de Pensiones.

Ahora, cinco años después, Miguel Ángel Yunes Linares acude rendir loas a Acela Servín, a regalar cinco vehículos a “la base”, y a destapar a su hijo como pre-pre-pre candidato a sucederlo. Lo hace Yunes Linares de la mano de una autoproclamada “aliada” de Duarte, quizás para mitigar el tufo monárquico con el que pretende impregnar la elección de 2018.

En el lapso de cinco años, nada ha cambiado. El SETSE sigue siendo la única organización magisterial que carece de registro sindical y que, por ende, es legalmente inexistente. A pesar de ello, a su lideresa moral se le permitió en el duartismo -y se le permite ahora-, sentarse en el órgano supremo de decisión del IPE.

Se explica, entonces, porqué la denuncia que presentaron los jubilados y pensionados hace poco más de un año, en contra los miembros del Consejo Directivo del IPE (Acela Servín, entre ellos) por el saqueo al Instituto, no ha tenido avances. Privada de autonomía real la Fiscalía General del Estado no hará sino lo que Gobernador ordene.

Hábil, Acela Servín, prestando el escenario para el destape del delfín, pretende conseguir lo que diluirá las tropelías en el IPE: su patente de impunidad.