Xalapa- 2017-08-1417:02:02- Jesús Ruiz

Durante la audiencia intermedia que se realizó este lunes en los juzgados de Pacho Viejo, Coatepec, la Fiscalía General del Estado planteó que el extitular de la Secretaría de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, reciba 10 años de prisión.

Esto atrás señalarlo de los delitos de abuso de autoridad y tráfico de influencias dentro del proceso 221/2016, en el que también están imputados Alejandro Contreras Uscanga y Roberto Esquivel Hernández, quienes llevarán audiencias separadas por motivos de salud.

Los fiscales presentaron 57 datos de prueba que buscan acreditar para la etapa de juicio de Bermúdez Zurita, quien en este proceso está en libertad.

Por su parte, en el proceso 068/2017 tiene prisión preventiva acusado por el delito de enriquecimiento ilícito, de ahí que permanece recluido en Pacho Viejo.

La Fiscalía solicitó además que le sean suspendidos sus derechos políticos y civiles a Bermúdez Zurita, así como recibir una amonestación pública, tras señalarlo de beneficiar irregularmente a Roberto Esquivel Hernández con un contrato como proveedor de la SSP.

Para ello, en conjunto con el entonces jefe de la Unidad Administrativa de la SSP, Alejandro Contreras Uscanga, le entregaron el contrato SSP/UA/016/2016 para proveer de víveres y desechables a la dependencia a través de la empresa “Guardias Empresariales en Seguridad Privada SA. de C.V”.

Esto pese a que dicha empresa es propiedad de Roberto Esquivel Hernández y Carolina Bermúdez Zurita, socio y hermana del imputado, así como de la cónyuge del exsecretario, Sofía Lizbeth Mendoza Hernández.

De acuerdo con la FGE, tanto Bermúdez Zurita como Contreras Uscanga acordaron firmar el contrato con la empresa en cuestión, sin haber puesto de conocimiento al subcomité de adquisiciones de la SSP la relación que tenía con sus familiares y su amigo.

Así, los exfuncionarios se aprovecharon de sus cargos para conceder el contrato, violentando lo establecido en la Ley de Adquisiciones del Estado, que establece que no pueden otorgarse contratos a allegados o familiares.

También violaron la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos de la entidad, acusando a Bermúdez Zurita de ser autor intelectual en el delito de abuso de autoridad y en el delito de tráfico de influencias como autor material.

Así, “Guardias Empresariales en Seguridad Privada SA. de C.V”. recibió en dicho contrato al menos 2 millones de pesos, quedando pendientes de pago por el gobierno del Estado 4 millones 256 mil pesos.

Hay que mencionar que Esquivel Hernández además demando al gobierno del Estado por un adeudo de más de 15 millones de pesos.

Además, la FGE pidió como testigos a seis familiares de Bermúdez Zurita, entre ellos su madre María Guadalupe Zurita García, su esposa Sofía Lizbeth Mendoza Hernández, así como sus hermanos Carolina, Jesús Gabriel y Miguel Ángel Bermúdez Zurita, lo que está por determinarse.

CÓMPLICES DECLARARÁN POR SEPARADO

En la audiencia intermedia de este lunes en Pacho Viejo se determinó que los cómplices de Arturo Bermúdez Zurita acusados por los delitos de tráfico de influencias y abuso de autoridad, comparecerán en audiencias diversas.

Tras argumentar que Alejandro Contreras Uscaga, ex administrativo de SSP y Roberto Esquivel Hernández, amigo y socio de Bermúdez se encuentran enfermos, la juez Estrella Iglesias Gutiérrez determinó que las audiencias para ambos se lleven de manera separada.

De esta manera, para Contreras Uscanga se realizará el 17 de agosto a las 16:00 horas en su domicilio de Xalapa, de manera privada.

En tanto para Roberto Esquivel Hernández, por encontrarse en la Ciudad de México, deberá girarse oficio para corroborar su estado de salud y realizar la audiencia de presentación de los datos de prueba el 20 de septiembre a las 10:00 horas.

Para el caso de Bermúdez, será este mismo lunes que se lleve a cabo la audiencia de preparación a juicio, tras encontrar que no agravia en absoluto su derecho a una legítima defensa.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO