El promedio mundial es de 319 policías por cada 100 mil habitantes, sin embargo en México la proporción aumenta a 359 policías, sin que haya reflejo de esa diferencia en la sociedad, vista la ineficiencia de nuestros cuerpos policiales. En Inglaterra, con dos policías es posible investigar y aclarar un homicidio, en nuestro país simplemente no se inicia la investigación, de allí el enorme expediente de casos sin resolver, lo que incrementa sustancialmente la impunidad que padecemos. La causa es atribuible a la simulación de los gobernantes, obviamente también a la corrupción, porque dinero para capacitar policías ha habido a raudales, pero la indolencia, la corrupción y la ineptitud han frustrado los programas de mejoramiento policial.