Xalapa- 2017-08-0814:23:05- Jesús Ruiz/ El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, Edel Álvarez Peña, aseveró que las audiencias de ex funcionarios públicos y cualquier otra serán privadas si el criterio de los jueces así lo considera.

Cuestionado sobre las razones para no permitir el acceso a los medios de comunicación en algunas de las audiencias, Álvarez Peña se negó a ofrecer detalles, apuntando que la Ley es “clara”.

\”Está establecido en la ley que el juez se pueda reservar audiencias para hacerlas privadas y es a criterio del juez y está muy claro\”, subrayó.

El magistrado indicó que el propio Código Nacional de Procedimientos Penales menciona los casos donde una audiencia puede ser de carácter privado, sin embargo no detalló ni un sólo caso, pese a que fue una pregunta expresa tras la sesión del Consejo de la Judicatura de este martes.

Álvarez Peña únicamente justificó que es el criterio de los jueces el que va seguir imperando para negar el acceso a los medios de comunicación.

Cabe recordar que en la última audiencia de Gabriel Deantes Ramos, a pesar de haberse registrado hasta con dos horas de anticipación al inicio de la misma, el juez Marco Antonio Lobato y su auxiliar de sala, negaron el acceso sin dar una justificación.

Lo mismo ocurrió con tres de las audiencias de Xóchilt Tress Domínguez, en las que tanto la defensa como la Fiscalía General estuvieron de acuerdo en que fuera celebrada de manera privada, violando con ello el principio de publicidad de las audiencias.

Según el Código Nacional de Procedimientos Penales en su artículo 64, hay excepciones al principio de publicidad y el debate será público, pero el Órgano jurisdiccional podrá resolver excepcionalmente, aun de oficio, que se desarrolle total o parcialmente a puerta cerrada.

Según las fracciones de ese artículo, esto es posible cuando se pueda afectar la integridad de alguna de las partes, o de alguna persona citada para participar en él; y que la seguridad pública o la seguridad nacional puedan verse gravemente afectadas.

También cuando peligre un secreto oficial, particular, comercial o industrial, cuya revelación indebida sea punible; el Órgano jurisdiccional estime conveniente; se afecte el Interés Superior del Niño y de la Niña en términos de lo establecido por los Tratados y las leyes en la materia.

“La resolución que decrete alguna de estas excepciones será fundada y motivada constando en el registro de la audiencia”, señala el artículo.

Igualmente, el artículo 109, en su apartado “de los derechos de las víctimas” establece que queda al resguardo de su identidad y demás datos personales cuando sean menores de edad, se trate de delitos de violación contra la libertad y el normal desarrollo psicosexual, violencia familiar, secuestro, trata de personas o cuando a juicio del Órgano jurisdiccional sea necesario para su protección, salvaguardando en todo caso los derechos de la defensa.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO