Será interesante conocer las causas de la renuncia de Maribel Sánchez Lara a la rectoría de la Universidad Popular Autónoma de Vercruz (UPAV) y más aún las irregularidades que seguramente encontró en esa institución, entre otras la venta de certificados que la ahora renunciante hizo pública al inicio de su rectorado. También sobre el manejo financiero, del cómo y cuánto o dónde están los ingresos, ¿hubo vómito negro? Porque nada se ha sabido, excepto por rumores que no dejan bien parados a quienes estuvieron al frente de la UPAV. De la calidad académica ni hablar, a ver quién mete las manos al fuego por ese renglón.