Es de rápido aprendizaje la diputada de Morena, Rocío Nahle, pues a solo dos años de su incorporación a la política activa ya adopta poses del más curtido de los políticos a la mexicana: en esa actitud afirma que la federación va a reducir el presupuesto de los municipios veracruzanos, pero ella, por su capacidad de gestoría va a conseguir que los municipios “que encabeza”: Nanchital, Agua Dulce y Coatzacoalcos tengan los recursos que requieren para trabajar; que el PAN le niega recursos para la Unidad de Quemados en el Hospital Regional de Coatzacoalcos, pero ella los conseguirá, que las carreteras están en pésimo estado oeri en el último año de su diputación conseguirá recursos. Sí, sin duda aprendió pronto el lenguaje de los políticos tradicionales, y como tema de campaña no está mal.