Columna: Sentido Plural
Por: David Izozorbe

27 de agosto del 2017

La inseguridad y violencia en nuestro estado sigue sin resolverse, a pesar de que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares aseguró en su campaña electoral y también al tomar posesión: mejorar la seguridad de Veracruz en seis meses. La realidad es que en lo que va de estos casi nueve meses de su gobierno, la violencia y la inseguridad repuntó en la entidad, tanto en delitos de alto impacto como en los del fuero común.

Pero este tema no solo se centra en la responsabilidad del gobierno estatal, sino también en la de los gobiernos municipales, quienes en muchas ocasiones no ejercen su verdadero trabajo como autoridad preventiva. Un ejemplo de esto lo podemos observar claramente en el municipio de Coatepec, donde desde hace casi cuatro años, sus habitantes, no viven en tranquilidad para caminar por sus calles, disfrutar de áreas verdes y recibir a turistas internacionales. Debido a que esta ciudad se rodea de asaltos con armas blancas o largas, secuestros y hallazgos de cuerpos en parajes de la ciudad.

En esta denominada “tierra del café” los atractivos naturales y turísticos como la Cascada Bola de Oro, la Hacienda de El Trianón, el Cerro de Las Culebras entre otros, se han vuelto inaccesibles para los visitantes foráneos, debido a la inseguridad reinante, por la ola de asaltos y desapariciones. En donde en lo que va del presente año, se tienen registrados ocho secuestros en la región, pero con la probabilidad de que sean muchos más, ya que la mayoría de ellos no se denuncian.

Caminar en estos días por las calles de este Pueblo Mágico, ya no es tan seguro, ahora hay que permanecer muy alertas, los robos y los asaltos no solo se han registrado hacia personas opulentas, sino también a personas humildes que son despojadas de las pocas o únicas pertenencias con las que cuentan.

Cabe recordar, que desde que entró la fallida administración “Juanelo-Palacios”, Coatepec ha destacado por ser el único Pueblo Mágico del estado, en donde su propio alcalde ha sido señalado como autor intelectual del asesinato de su tesorero, sin que hasta el momento se sepa de su paradero y se haya esclarecido este asunto; el único en donde la policía federal fue a detener al comandante y a los altos mandos policíacos que despachaban en palacio municipal; el único en el que, desde hace tres años, sigue desaparecido el periodista David Matus Galván, del que hasta la fecha sigue sin saberse absolutamente nada; el único en el que se meten a robar escuelas y los padres tienen que manifestarse porque nadie les hace caso; pero, sobre todo, el único Pueblo Mágico donde encuentran cuerpos con huellas de violencia y nadie logra capturar a los responsables.

Todas estas situaciones han ocasionado que la tranquilidad de Coatepec, desaparezca y junto con ello algunos de sus habitantes quienes debido a la gran tensión que se vive en el municipio, se han visto en la necesidad de contratar seguridad privada, así como reforzar la vigilancia en los fraccionamientos de clase media-alta. Mientras que en las colonias de clase media-baja no les queda otro remedio que organizarse entre vecinos para defenderse de quienes los intentan asaltar y así hacerse justicia por propia mano.

Ejemplo de lo anterior, lo observamos la semana pasada donde vecinos de la calle Rivera de Cuauhtémoc, persiguieron y acorralaron a dos sujetos provenientes de una las colonias ¡más peligrosas! de este municipio, quienes robaron mercancía de un comercio a altas horas de la madrugada. En esos momentos los vecinos de la colonia montaron guardia y no permitieron que los rateros pudieran salir de una casa donde al parecer habitaba la pareja sentimental de uno de los dos sujetos; hasta esperar que elementos de la Fuerza Civil arribaran al lugar.

Desde que se instauró esta Fuerza Civil en el año 2014, Coatepec vivió un pequeño lapso de paz y estabilidad, y aunque supuestamente este modelo se mantiene bajo un estricto control operacional de gobierno del estado, la realidad es que, en lo que va del presente año, las estrategias y acciones implementadas por este grupo en materia de seguridad, dejaron de dar resultados; pese a la elevada inversión de recursos que significó en su momento.

Al igual que la mala administración de Duarte, la estrategia de seguridad del actual gobernador, definitivamente no ha sido capaz de dar solución a este tema, además de que él mismo es quien se resiste a destituir a su Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marie, pese a que diputados locales y organizaciones civiles han solicitado su destitución.

No obstante, la ineptitud y deficiencia del actual cabildo de Coatepec, complica aún más la situación, ya que ni el alcalde ni los regidores ejercen lo que hasta ahora podría ser su mínima función; alzar la voz en el nombre del pueblo coatepecano y así denunciar ante instancias estatales y federales, los terribles problemas de secuestros, extorsiones y robos que atraviesa Coatepec.

Ante esta situación, son los pobladores quienes han decidido organizarse para conformar redes ciudadanas y vecinales, así como células ciudadanas, entre otras acciones para inhibir la delincuencia, pero sobre todo para exigir a las autoridades que implementen nuevas estrategias para disminuir los altos peligros en el municipio.

Ojalá que estas acciones ciudadanas no solo sirvan para resguardar la integridad física de los coatepecanos, sino también para que las autoridades puedan voltear a ver a Coatepec y tomen las medidas preventivas a tiempo, o de lo contrario, no descartemos que en un futuro este municipio pueda seguir los pasos de Iguala Guerrero, con la desaparición de los estudiantes normalistas, donde las autoridades estatales y federales que debieron intervenir en su momento, no hicieron nada y debido a ello, siguen lamentando las terribles consecuencias.

Dudas y comentarios: izodav@nullhotmail.com