Bitácora
Por Miguel Angel Cristiani G.
18 de agosto de 2017

Por principio de cuentas, habría que cuestionar si realmente vale la pena “festejar” los 25 años de la llamada Secretaría de Desarrollo Social la famosa SEDESOL, como se hizo este jueves en todas las delegaciones del país y naturalmente también en el Estado de Veracruz, en donde cada vez más crece el número de familias que viven en condiciones de pobreza extrema.

Claro que las autoridades federales y estatales celebran esos 25 años de la SEDESOL con bombo y platillo, porque entre otras muchas cosas, les ha permitido el manejo de miles y miles de millones de pesos, supuestamente destinados a combatir las carencias y pobreza en particular en el estado de Veracruz, que según la última medición dada a conocer por el CENEVAL ocupa el nada honroso cuarto lugar a nivel nacional.

Quien si tiene los pelos de la burra en la mano y no solamente conoce la realidad sino que le toca vivirla todos los días, el alcalde electo del municipio de Zongolica uno de los más pobres y con atraso social en todo el estado de Veracruz, Juan Carlos Mezhua Campos nos declaró precisamente un día antes, que en los hechos “Sedesol solamente funciona como una institución meramente electoral, el desarrollo de la infraestructura en esos municipios es muy menor, no ha habido un avance sustancial en el desarrollo de infraestructura productiva, para combatir más efectivamente la pobreza.

“En esos municipios que SEDESOL tomó como justamente como los prioritarios, se enfoca más bien a programas asistenciales y no ha desarrollar las regiones y justamente el enfoque que quiero darle a mi gobierno es el del desarrollo de infraestructura productiva”.

Es decir que SEDESOL es una dependencia que se dedica más bien a repartir dádivas a los pobres, pero con ello no se soluciona su problema, mientras no se les otorguen recursos para poder desarrollar infraestructura productiva.

Dicen los abuelos que a un pueblo no hay que darle de comer pan, sino enseñarle a producirlo.

Por eso es que tiene toda la razón el alcalde electo de Zonglica Juan Carlos Mezhua Campos en el sentido de que la SEDESOL es una dependencia más electorera, que se dedica a repartir “apoyos” sobre todo en regiones marginadas, pero que al final no resuelven la problemática social.

Por eso se ha dicho desde siempre, que la SEDESOL es una dependencia electorera, en donde sus titulares se dedican a hacer política, en busca de beneficios particulares más que de la población en general.

No es de extrañar entonces, que la actual delegada de la SEDESOL en Veracruz, Anilú Ingram Vallines sea promocionada en algunos medios de comunicación como la próxima candidata al Senado de la República, aprovechando sus constantes apariciones mediáticas como parte del trabajo de la secretaría de Desarrollo Social.

En el acto de celebración el patio central de Palacio de Gobierno, en la capital del estado y acompañada del Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares; Ingram Vallines destacó en su discurso que “han sido 25 años de trabajar a favor de la justicia social. 25 años de esfuerzo, lucha y solidaridad con Veracruz y con México”.

Pero habría que recordar que de acuerdo con el informe Medición de la pobreza en México 2014, Veracruz es el tercer estado con mayor índice de pobreza en México. Son 4 millones 634 mil 200 personas las que viven en situación de pobreza, lo que significa el 58% de su población. Esto quiere decir que seis de cada 10 veracruzanos son pobres.

De ellos un millón 370 mil 500 personas viven en pobreza extrema y sólo 975 mil 500 veracruzanos son población no pobre y no vulnerable. Esto evidenciaría que los programas y apoyos de SEDESOL a los veracruzanos no han dado los resultados esperados.

DE acuerdo con las cifras de CENAVL el indice de pobreza en Veracruz ha tenido el siguiente comportamiento:

En 2010 eran 4 millones 448 mil veracruzanos, en 2012 4 millones 141 mil 800 y en 2014 sumaban 4 millones 634 mil 200.

No se tiene la cifra actualizada al último año, pero seguramente que son cada vez más los veracruzanos en pobreza extrema.

De 2010 a 2014 (durante la gestión Duartista) la pobreza en Veracruz se incrementó 11%, pues en 2010 había cuatro millones 448 mil pobres. En cuanto a la pobreza extrema aumentó 22%.

Cabe destacar que una persona se encuentra en situación de pobreza cuando tiene al menos una carencia social (rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación) y su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

Las cifras ya eran bastante duras en cuanto a los indicadores de carencia social en el año 2014:

Rezago educativo 2 millones 220 mil 700 personas.

Carencia por acceso a los servicios de salud 1 millón 736 mil 300 personas.

Carencia por acceso a la seguridad social 5 millones 469 mil 200 personas.

Carencia por calidad y espacios en la vivienda 1 millón 345 mil 300 personas.

Carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda 3 millones 199 mil 200 personas.

Carencia por acceso a la alimentación 2 millones 396 mil 600 personas.

La pregunta de los 64 mil pesos -diría don Pedro Ferriz de Con- sería ¿Crees que hay más pobres durante este gobierno?

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.
En Twitter: @bitacoraveracru
Blog: http://bitacorapolitica.com
Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es