Viernes Contemporáneo
Por Armando Ortiz
02 de agosto de 2017

Si se detiene a Xóchitl Tress y se le comprueba su enriquecimiento ilícito, pues qué bueno, que pague con cárcel su crimen, así sea mujer, así sea amante de Duarte, o se haya mantenido célibe desde la muerte de su marido. La condición de mujer de Xóchitl Tress no debe ser factor para darle un trato diferente; el escarnio que se ha desatado en su contra es consecuencia de sus acciones, no de la maledicencia gratuita de las redes sociales. Ella se mostró como la querida perfecta, la que le mandaba fotos sensuales a sus amantes, ella lo permitió y la alcanzó el escarnio, simplemente cosecha lo que sembró. Ahora se está dando cuenta de que sus acciones tienen consecuencias, y ese es uno de los objetivos de sancionar una conducta ilícita, que los ciudadanos se den cuenta que una persona que actúa en la ilegalidad, tendrá que responder ante la justicia. Si la justicia fuera discrecional, y mostrara su rostro de impunidad al delincuente, nada más porque este es “pez chico”, nada más porque es mujer, nada más porque robó poquito, ese sería un mal ejemplo que permearía en la mente de los ciudadanos. Por eso no salgan a defender a Xóchitl con falsos argumentos feministas, o diciendo que, si no han atrapado a Karime Macías, entonces que no detengan a nadie hasta que atrapen a la que merece abundancia.

Fueron cientos los que participaron en el saqueo, Xóchitl Tress fue sólo una de tantas

Parece que a algunos les ha dado por quejarse de todo. Si no se detiene a los delincuentes que participaron en el saqueo, que por qué no se les detiene; que si detienen a los que participaron en el saqueo, que sólo se detiene a puro pez chico pero no a los peces gordos; que si se detiene a Xóchitl Tress, pues que la detuvieron porque es mujer e indefensa. El caso es que nada les viene, o todo les queda guango, o todo les queda apretado. Xochitl Tress, como muchos llamados peces chicos, participaron del saqueo de las arcas en Veracruz. Desde este espacio los estuvimos señalando, fueron cientos y si la justicia existiera en Veracruz a todos ellos se les debería pedir que rindieran cuentas. Bien lo señala la máxima bíblica, el que es fiel en lo mínimo es fiel en lo mucho, y el que es infiel en lo mínimo, es infiel en lo mucho. En el saqueo de Veracruz hubo secretarios y subsecretarios, directores de área, subdirectores, secretarios particulares, encargados de Recursos Materiales, de Recursos Humanos, jefes de área; hubo contadores que lo encubrieron todo, cómplices del saqueo los hubo por cientos, las cárceles en Veracruz no alcanzarían para detener a tanto participante.

Karime Macías, entre más pidamos cárcel para ella, mejor

Ahora bien, sí queremos ver a Karime Macías en la cárcel, aunque sabemos que por la manera como la dejaron ir va a estar difícil. A Karime desde un principio se le señaló como el cerebro financiero de la banda de saqueadores; a Karime se le encontraron cuadernos en donde no sólo escribía planas completas de “Sí merezco abundancia”, sino que además hacía esquemas de las maneras cómo se debería desviar el recurso y cómo hacerlo pasar por propio; a Karime la mencionaron los testigos, desde Moisés Masur, quien pagaba todas sus cuentas, hasta Juan José Janeiro y Alfonso Ortega. Y todo eso lo sabía la Procuraduría General de la República desde antes de que encontraran a Javier Duarte, pero a pesar de ello la dejaron ir a Londres con sus hijos. Claro se vio que le dieron facilidades incluso para que acudiera a despedirse de Javier Duarte con sus hijos, y después vía Colombia partió hasta Gran Bretaña. A ojos vistas Karime salió protegida. De tal modo que quitarle es protección va a estar difícil, por eso entre más cosas le encuentren mejor, y entre más pidamos cárcel para ella, mejor.

Armando Ortiz

   aortiz52@nullhotmail.com