Ciudad de México- 2017-08-0211:37:09- Tres de cada cuatro adultos en México no cuenta con ningún tipo de seguro y, del universo de la población mayor a 18 años, una cuarta parte considera incluso que no es necesaria esa protección, de acuerdo con cifras ofrecidas este martes por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

“En términos económicos, una buena proporción de la población es amante del riesgo”, comentó Mario di Costanzo, presidente de la Condusef, al dar a conocer una herramienta creada por ese organismo para que los usuarios tengan más elementos para evaluar los contratos de las aseguradoras.

La evaluación de los contratos hecha por la Condusef a la transparencia de los contratos de los seguros de vida y auto mostró un alto nivel de reprobación de las compañías en cuanto a la información que ofrecen a los clientes y a la publicidad con la que tratan de atraerlos, expuso Di Costanzo en una conferencia de prensa.

Un bajo nivel de protección

De los 66 millones de adultos en M.éxico, prácticamente tres de cada cuatro (76 por ciento), esto es, 47 millones de personas no cuenta con ningún producto de seguro, como puede ser contra accidentes en auto, de vida o gastos médicos, expuso Di Costanzo.

Sólo 19 millones de personas adultas sí tienen contratado un seguro, añadió.
Entre los motivos por los que 47 millones de adultos no cuenta con un seguro, 24 por ciento considera que no es necesario; otro 25 por ciento desconoce los productos disponibles en el mercado; 28 por ciento piensa que son muy caros y 23 por ciento esgrime otros motivos, entre ellos, apuntó Di Costanzo, la pérdida de empleo dado que en algunos casos este tipo de protección forma parte de las prestaciones laborales.

“No sólo nos preocupa el bajo porcentaje de población protegida por un seguro, sino que es un tema que nos ocupa y por ello hemos venido insistiendo en los seguros básicos estandarizados, que son más simples, directos, entendibles para la gente y también más baratos”, dijo el presidente de la Condusef.

“Si difundimos más los conceptos como el de seguro básico estandarizado, no sólo en el caso de auto, sino también en seguros de vida, podemos empezar a terminar con la idea de que los seguros son muy caros. Es cierto que algunos son muy costosos, pero hay, por ejemplo, seguros estandarizados para auto de mil 100 o mil 200 pesos anuales”, añadió.

Las cifras sobre la baja contratación de seguros, por ejemplo, la que muestra que 24 por ciento de la población considera que no son necesarios, habla de un universo de personas que “en términos económicos es amante del riesgo porque considera que un seguro no es necesario. Su grado de aversión al riesgo es muy pequeño y se a ello se añade que otro 25 por ciento desconoce cómo funcionan los seguros, hay indicadores que muestran la necesidad de trabajar y hacer ver a la gente la necesidad de protegerse. En el caso de un auto, por ejemplo, se trata del segundo activo más importante de la gente” (después de la vivienda”, agregó.

La Jornada / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO