40 familias veracruzanas quedan en la calle tras litigio

Misantla- 2017-08-2417:49:24- Sergio Aldazaba/ En operativo con decenas de patrullas, más de 350 elementos de la SSP, Fuerza Civil y Policía Montada, con apoyo canino, derribaron casas y desalojaron a violentamente a habitantes del predio San José La Palma, en Misantla, luego de que el juicio legal de la propiedad concluyera desde el 2008.

A la calle fueron a parar niños, ancianitos, mujeres, hombres y personas con capacidades diferentes, quienes intentaron hasta el último minuto defender lo que ellos consideraban como su patrimonio.

A pesar de contar con documentos y propietarios desde 1880 y tener un dueño, un grupo de personas se apoderó de la propiedad en 1970.

Más de 40 familias se quedaron prácticamente en la calle. Adultos, ancianos y niños entre lágrimas abandonaron el predio que ocuparon desde 1970. El desalojo no había sido posible debido a que el Gobierno del Estado había intervenido en el asunto a pesar de que la orden es federal y a favor de Pablo Aguilar Loyos, afirmó el abogado defensor del caso, Carlos Gabriel Sánchez Ortiz.

Fue cerca de las 6:30 de la mañana de este jueves cuando los comuneros realizaron un bloqueo sobre el puente Chapa-Chapa, a la altura de la congregación Santa Cruz Hidalgo, a 5 kilómetros de la cabecera municipal de Misantla donde incluso quemaron llantas y madera.

Los manifestantes levantaron dos barricadas de fuego en la carretera estatal, donde se presentaron más de 350 elementos antimotines de la ssp y la fuerza civil, quienes resguardaron a los actuarios del juzgado Segundo de Primera instancia para llevar a cabo el desalojo.

De acuerdo el mandamiento judicial del titular del mencionado tribunal, la sentencia falló a favor del señor Pablo Aguilar loyo quién según comuneros exigía más de 15 millones de pesos como reparación del daño por una superficie de 80 hectáreas.

Afortunadamente Únicamente se registraron altercados menores como gritos y empujones entre los habitantes del lugar y los uniformados, quienes al final pudieron sacar todas las pertenencias para desocupar el predio.

Entre las lágrimas, las 40 familias únicamente pudieron observar con impotencia como las autoridades sacaron a la carretera de terracería todas sus cosas y entre lágrimas, señalaron que se trata de una injusticia pues generaciones han vivido en dicho lugar.

Al final, las personas comenzaron a tomar sus cosas para cargarlas en diversos vehículos y llevar las consigo en búsqueda de un nuevo hogar, pues el que ocuparon por más de 80 años les fue arrebatado luego de este juicio.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO