.Menudo lío ha provocado la actual legislatura local al haber aprobado a los ayuntamientos utilizar recursos federales del presupuesto 2017 para pagar pendientes de 2018. Ha sido un asunto de práctica político- financiera, es decir, si el Ejecutivo no te da el dinero toma de donde encuentres y paga tus compromisos. Sin embargo, con tal medida el Poder Legislativo veracruzano está violando el marco normativo que regula la actividad financiera-administrativa de los ayuntamientos, ¿de qué sirve entonces la Ley de Disciplina Financiera aprobada por el Congreso General para poner orden en las finanzas municipales y estatales? Este caso da oportunidad para de una vez por todas establecer el imperio de la Ley y de las Instituciones sobre el capricho de políticos apoltronados en posiciones de poder disponiendo aprobaciones arbitrarias al amparo de una interpretación torcida de la Ley.