Xalapa- 2017-08-2413:09:57- Leticia Rosado

En lo que fue prácticamente un resumen de los cuatro años que lleva al frente de la Universidad Veracruzana (UV), la rectora de la máxima casa de estudios, Sara Ladrón de Guevara González, presumió que durante este periodo logró disminuir el adeudo con sindicatos, jubilados, constructores y proveedores de servicios.

Durante la presentación de su propuesta de plan de trabajo a la comunidad universitaria, como parte de la designación rectoral 2017 de la UV, Ladrón de Guevara, quien busca reelegirse por otro periodo de cuatro años, mencionó que Veracruz vive una crisis grave y que las universidades están inmersas en ellas.

Dijo que la crisis financiera acaso sea de las más notables y que le pegó a la UV y a todas las universidades públicas.

Sin embargo aseguró, que la Veracruzana ha salido a flote a pesar de esta crisis: “Voy a entregar una universidad con una deuda menor de la que recibí, con adeudos que ya no tenemos. Cuando llegué a la rectoría teníamos adeudos con proveedores, con constructores y con sindicatos en prestaciones”.

Mencionó que con los jubilados tenían un rezago de más de un año en el pago de sus prestaciones, pero que ya se han logrado poner al corriente, al igual que con el resto de los adeudos pendientes.

Ladrón de Guevara, mencionó la violencia que se vive en el país y que también se ha presentado en las universidades tal es el caso de la Universidad de Oaxaca y en la UNAM, en donde se destaparon casos de narcomenudeo.

En el caso de la UV, dijo que establecieron medidas dentro de sus posibilidades para mejorar las condiciones de seguridad en lo que les corresponde, pero sobre todo han trabajado en los valores a través del programa Transversa y que seguirán difundiendo y consolidando en caso de ser reelegida para un nuevo periodo.

Otra de las crisis a la que se enfrentan son la falta de legitimidad y los procesos de quienes los gobiernan, este tema lo ven en la UV y se pronunció por una rendición de cuentas y transparencia.

Recordó que su primer programa de trabajo estaba alineado con el plan de desarrollo 2025 que integraban los tres ejes que significaron metas y logros, que son de la UV y que le tocaron encabezar.

Presumió que durante su gestión la matricula total creció en un 15.45 por ciento, en oferta educativa el 14.13 por ciento, los programas educativos de licenciatura de calidad reconocida crecieron en un 23.53 por ciento, los programas educativos de licenciatura de calidad del 20.96 por ciento.

Se mejoró la capacidad académica en donde se incrementó el 18.43 por ciento los profesores con doctorado, el 30 por ciento con perfil Prodet y el 14 por ciento los que pertenecen al sistema nacional de investigadores.

Aseguró que lo que distingue su propuesta del resto, que presentaron Rosío Córdova y Jorge Manzo Denes, es la alineación con el plan de desarrollo institucional, lo hizo hace cuatro años y ahora tiene un nuevo plan mismo que ya fue aprobado y que se alinea con las tendencias nacionales e internacionales de educación superior.

“La alineación del plan 2030 de nuestra casa de estudios está alineado con la Agenda Unesco 2030 y en el caso de la Anuies 2030 para las universidades mexicanas, lo que dará características importantes a nivel mundial”.

En cuanto al comentario que realizó la candidata Rosió Córdova, quien durante la presentación de su propuesta dijo que aún no estaba completa la autonomía financiera, la rectora Sara Ladrón dijo que una vez que fue aprobada por el congreso en sus dos periodos, no era necesario que la mitad de los ayuntamientos votaran esta modificación constitucional.

Reconoció que la UV requiere de una modernización por lo que ya se reunió con el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Sergio Hernández, a quien le quien le recordó con anterioridad habían presentado dos iniciativas de ley para poder modificar su ley orgánica y de autonomía a través de autonomías validadas por el consejo universitario.

“Es una propuesta alineada con nuestra legislación que cree en la legislación universitaria, que cree en las decisiones colegidas, respetuosa de las autoridades y que mantiene el reconocimiento del Consejo Universitario General como la autoridad máxima de la Universidad Veracruzana”.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO