La prórroga al contrato a la concesión del relleno sanitario por 15 años más contó con la aprobación combinada de las bancadas del PAN y del PRI, lo que señala una negociación previa entre ambas corrientes; la oposición contra ese sospechoso adelanto se manifestó en 14 votos en contra, los de la bancada de MORENA y el de la diputada panista Cintya Lobato, quien una vez más hizo excepción y no lo avaló. Con la autoridad que le abona ese voto en contra, la diputada Lobato Calderón solicita que la Secretaría de Salud de Veracruz investigue las consecuencias sanitarias del funcionamiento del relleno sanitario, a la vez de señalar las fallas de funcionamiento de Proactiva nunca corregidos por el dejar hacer y dejar pasar. Tal parece que los efectos dañinos a la salud de la población poco importan.